"Abrazo" en defensa de bienes de la familia Cónsoli

Pueden perder todo por no pagar un crédito. Vecinos quieren resistir medidas judiciales.

CENTENARIO (ACE).- Integrantes de la comunidad -con fuerte respaldo de militantes del MPN- organizaron para hoy un "abrazo simbólico" a la manzana ubicada en la rotonda de ingreso a esta localidad, que está hipotecada en su totalidad a favor de YPF por una deuda que mantiene la familia Cónsoli con la petrolera.

Según se especificó ayer, desde la Justicia no se informó si el desalojo que se produjo del chalet familiar se extenderá al hotel Sayhueque, la estación de servicio, el shopping y las oficinas, propiedades que están todas en la misma manzana y en la misma quiebra por la deuda con YPF.

Los empleados de la estación de servicio y del hotel estaban en alerta ante cualquier situación y hoy normalizaron la atención al público.

"Esta es una de las últimas estaciones de servicio que en 1.999 accedieron a la remodelación que proponía YPF con créditos de la misma petrolera; después les bajaron la ganancia de 12 por ciento a 4 y una a una fueron quebrando todas (las estaciones con shopping)", dijo Julio Pieroni, uno de los voceros de los empleados.

Según se informó, el crédito que la empresa Cónsoli tomó en esa oportunidad fue de 1.5 millón de pesos.

El miércoles, los empleados se habían apostado sobre la ruta cuando se produjo el desalojo de la familia del chalet (ubicada detrás de la estación), y advirtieron que ellos se resistirán a que el juzgado tome posesión de sus lugares de trabajo.

Fueron los operarios los que el miércoles se trenzaron a golpes de puño con la policía cuando los efectivos de la Despo y de la Metropolitana se llevaban detenido a Gustavo Cónsoli, que se resistía al procedimiento dirigido por la secretaria del juzgado Civil 4.

El tumulto que provocó la detención de Cónsoli (h) fue desbaratado cuando uno de los efectivos efectuó un disparo al aire.

La fiereza del procedimiento de desalojo -con la presencia de más de 30 efectivos policiales armados mientras en la casa sólo había una niñera con una menor de edad- fue criticado fuertemente por la familia y la dueña de casa, Lidia Cónsoli, advirtió que presentará un escrito por lo que consideró un exceso en la manifestación de fuerza por parte de la jueza.

De varias fuentes extraoficiales, se supo que la familia planteó sus quejas tanto al gobernador Jorge Sapag como al ministro de Gobierno. La familia Cónsoli es una de las fundadoras de la localidad y partícipe del nacimiento institucional de las entidades comunitarias de Centenario.


Comentarios


«Abrazo» en defensa de bienes de la familia Cónsoli