Abren un templo por mes en Neuquén: alertan de “falsos pastores”

La provincia neuquina tiene registradas 662 y la capital 440. En el Oeste hay 250. Se ha detectado la venta de registro de culto para oficiar ceremonias.



1
#

Frente a la Terminal de Ómnibus de la capital se construye una gigantesca sede de “Jesús es Rey”. Será la más grande de la Patagonia.

2
#

La población creyente que más creció en la capital es la evangélica.

EXPLOSIVO CRECIMIENTO DE IGLESIAS

NEUQUÉN (AN).- Roberto Rodríguez está convencido de que Dios los salvó, a él y a su hijo. Ricardo era un delincuente de los “pesados” cuando su hijo enfermó. El niño se salvó y ahí comenzó la relación con la religión. Esas historias se repiten en los barrios y las iglesias se multiplican.

La ausencia del Estado muchas veces es reemplazada por la fe, al punto que en la provincia existen 662 templos registrados, un número que llega a triplicarse al pensar en los que funcionan por fuera de la órbita del Registro Nacional de Cultos

Rodríguez es hoy uno de los vecinos que intenta pacificar las calles del barrio Confluencia. De joven fue parte de una banda, robó e hizo daño. Después que su hijo enfermó de gravedad, de buenas a primeras abrazó a la religión evangélica. Hoy es pastor en un sector de Neuquén capital que parece abandonado por los cielos.

Luciano Montesinos, presidente de la vecinal de Confluencia, también es evangélico y sostiene que cada vez que silban los tiros en su barrio “sólo Dios puede ayudar a todos estos chicos a salir de la violencia”.

Ellos, como tantos, ponen sus esperanzas en el más allá, donde dicen encontrar las respuestas negadas en el más acá. La impronta de la religión en los barrios es fuerte. Tanto, que en el oeste se visualizan hasta dos iglesias por cuadra, incluso de diferente religión.

Siendo una ciudad adentro de otra, en el oeste funcionan 250 templos “legales” de los 400 que tiene la capital. En esa zona, justamente se agrupa el sector más desprotegido y con más crecimiento y movilidad de la urbe.

La evangélica es la población creyente que más creció en esta capital. Si bien no hay un censo de religiosidad, la cantidad de las iglesias evangélicas se incrementó de manera exponencial, al punto que representan casi el 80% en la provincia.

“Que existan más templos evangélicos no quiere decir que haya más gente que profese esa fe ante que la católica. Tampoco es una competencia...”, aclaran en la dirección de Culto local.

Roxana González, titular del área de Culto provincial, informó que son 662 los templos “legales” en todo Neuquén, pero aclara que la cifra se triplica al contar los que funcionan por fuera de la normativa.

En ese grupo se encuentran los llamados “templos-garaje”, donde la reunión de un grupo de creyentes con un pastor que oficia la ceremonia se celebra en un sitio sin habilitación.

-¿Cobran el diezmo?, se le consultó a González.

-Algunos sí, otros no. Puede ser el diezmo o una colaboración. Hay muchas iglesias que ayudan, que contienen a jóvenes conflictivos, que socorren a gente con muchos problemas. También, como en todo, hay gente mal habida.

En la capital, la directora del área, Cristina Sánchez, informó que hay empadronados unos 450 templos pero que los feligreses concurren a las celebraciones en más de mil lugares.

Sánchez habla con orgullo de una obra de la que es parte en dos sentidos: porque es funcionaria municipal y porque forma parte de la comunidad de “Jesús es Rey”, la iglesia que construye a la vera de la multitrocha, justo frente a la Terminal de Ómnibus de esta ciudad, lo que será no sólo el templo más grande de la provincia, también de la Patagonia. Es una especie de Maracaná de la religión, y tanto es así que contará con un auditorio para 4 mil personas.

Un templo por mes

La “liturgia popular”, al menos en ese océano de almas que no creen en el poder del más allá, señala que en “la religión hay mucho chanta dando vuelta”. Que se aprovechan de las almas conflictuadas para hacer su primavera económica.

Roxana González, directora de Culto provincial, elogia en general las tareas de contención “social y espiritual” que se realizan en los diferentes templos de la provincia, pero también aclara que encuentra “muchos casos de personas que “estafan” haciéndose pasar por “falsos pastores”.

“Cuando recorremos la provincia encontramos de todo. Pastores que no son, templos instalados en lugares que incluso son peligrosos, venta de permisos por internet. Pensamos que, en promedio, se abre un templo por mes. Es difícil ejercer el poder de policía”, explicó la funcionaria.

Y contó dos de los últimos casos que más le llamaron la atención. El primero, el de un líder religioso que vendía por un par de miles de pesos el registro de culto para oficiar ceremonias. Con el otro se encontró un día que encendió la computadora. “Un presunto pastor, que también decía ser abogado de Neuquén, ofrecía por 1.500 pesos, más cuotas, el registro de culto. Algo ilegal”, explicó.

Sebastian Busader

sbusader@rionegro.com.ar

Sebastian Busader


Comentarios


Abren un templo por mes en Neuquén: alertan de “falsos pastores”