Absuelven a acusados de matar a un productor

Estaban detenidos por el crimen de Miguel Rasetto, en Villa Manzano. El caso conmocionó a la zona y tuvo que ir hasta el Jefe de Policía. Para el fiscal no hay pruebas firmes y el caso vuelve a foja cero.





ROCA (AR).- Otro resonante homicidio va rumbo a sumar la extensa lista de casos impunes en la provincia: se trata del crimen del productor de Villa Manzano, Miguel Angel Rasetto, quien murió en su chacra el 22 de marzo de 2003, al recibir tres impactos de bala durante un asalto.

Los cinco detenidos por el caso -entre ellos un menor de edad- comenzaron a ser juzgados por la Cámara Tercera del Crimen en Roca, pero a juicio del fiscal Eduardo Scilipotti, no existen pruebas firmes contra los imputados, por lo que no los acusó.

De esta manera, los imputados ayer mismo recuperaron su libertad, a excepción del menor de edad, quien según trascendió, tiene otra causa penal.

Los imputados eran Oscar Oyola, de 21 años; Mario Retamal, de 30; Giuliano Vázquez, de 26; Miguel Angel Córdoba, de 30, y un joven de 17 años.

Durante los alegatos, trascendió que el fiscal Scilipotti señaló que no había pruebas directas contra los acusados, sino que abundaban «dichos de dichos».

Tampoco las víctimas pudieron identificar a los imputados en rueda de reconocimiento, ni tampoco había pruebas científicas de criminalística, como huellas dactilares o rastros.

Al no haber acusación, los jueces de la Cámara Tercera no pueden dictar sentencia condenatoria, por lo que los cinco imputados serán absueltos formalmente. De todos modos, y como se apuntó, los cuatro mayores de edad recuperaron su libertad, tras más de un año de estar detenidos en la alcaidía de Roca.

Rasetto fue víctima de un brutal ataque. Cinco delin

cuentes ingresaron a su chacra. Un cuidador que estaba atando a un perro, fue sorprendido por los desconocidos, quienes lo derribaron.

Aparentemente sus gritos, o un tiro que se le escapó a uno de los intrusos, alertó a Rasetto, quien salió de la vivienda y se trenzó en lucha con uno de los delincuentes. Sin embargo, uno de los cómplice le disparó a quemarropa.

Recibió tres impactos de bala en el pecho, y murió cuando era llevado al hospital.

Los delincuentes golpearon a su esposa y luego la maniataron junto a su hija. Tras revisar toda la vivienda, los sujetos escaparon con 300 pesos en efectivo, aunque dejaron la camioneta 4×4 de la víctima, cuyas llaves estaban en la propiedad.

El asesinato de Rasetto causó un gran malestar en la zona. El por aquel entonces secretario de Seguridad de Río Negro, Rolando Martín, y el ex jefe de Policía, Rogelio Lardapide, fueron a una asamblea popular en donde debieron escuchar los planteos de los enojados productores y vecinos por la inseguridad que se vivía en el sector.

Luego vinieron las promesas de refuerzos policiales. Incluso, se trasladó a parte del grupo Bora para que patrullara por el sector chacras.

Lo cierto es que con las absoluciones de ayer, el crimen de Rasetto está cada vez más cerca de quedar en la impunidad, como tantos otros casos que existen en la provincia.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Absuelven a acusados de matar a un productor