Abundancia de pesos

El cerrojo cambiario impulsa las colocaciones a plazo y tasas bajas. Los créditos aminoran su marcha.



1
#

Entre las múltiples consecuencias de la política cambiaria del gobierno, la liquidez en pesos del sistema bancario crece.

En lo que va del año, los depósitos a plazo del sector privado aumentaron un 15,8%, mientras que el crédito se incrementó un 5,7%. En igual período del 2011 los préstamos al sector privado registraron una expansión del 9,4%. Esto se desprende de la información divulgada por el Banco Central con datos al 4 de mayo pasado. En términos interanuales todavía muestran una expansión de los préstamos en torno al 43%, pero se encuentran lejos de las tasas superiores al 50% registradas el año pasado.

Sin duda que las últimas estadísticas de fuentes oficiales y privadas que evidencian una desaceleración de la actividad económica están impactando en las expectativas no sólo de los oferentes sino también de los demandantes. A la hora de prestar, los bancos se muestran más cautos, pero la demanda también parece retraerse. Las grandes empresas, al no poder dolarizar portafolios, girar utilidades o pagar dividendos van acumulando pesos. Además, la volatilidad del mercado y la incertidumbre acerca del futuro del dólar y la política de Moreno desalientan los planes de inversión, con lo que se reducen las necesidades de financiamiento de más largo plazo.

La línea que se presenta más dinámica en esta primera parte del año son los adelantos en cuenta corriente –instrumento preferido por las empresas– que acumulan una suba del 21%. En el otro extremo se encuentran los documentos que registran una caída del 7,5%.

Dentro del segmento de los individuos se destacan los préstamos personales con una suba del 7,9%, según los datos dados a conocer por el Central.

Las restricciones para acceder a los dólares, la liquidez en los bancos y las presiones desde el gobierno hicieron que las tasas de interés se encuentren en los niveles más bajos desde octubre del año pasado. La tasa de referencia Badlar se ha mantenido, en lo que va de mayo, por debajo del 12%.

Por último, otro indicador del nivel de liquidez en pesos son los pases pasivos (colocaciones de los bancos en el Banco Central), que crecieron un 93% desde enero, llegando casi a los 28.000 millones.

(Redacción Central)

PANORAMA NACIONAL


Comentarios


Abundancia de pesos