Aceleran la reactivación de la planta de agua pesada

Esteves se reunió con el secretario de Energía de la Nación.



BUENOS AIRES (ABA).- El ministro de Planificación de la Nación, Julio De Vido y el titular de Empresas Públicas de Neuquén, Alfredo Esteves, comprometieron “los máximos esfuerzos” para poner en funcionamiento la planta de agua pesada existente en Arroyito, administrada por la ENSI. En tal sentido, el secretario de Energía, Daniel Cameron, anunció que la semana próxima, viajarán a la provincia técnicos y asesores de la Comisión Nacional de Energía Atómica, para implementar y darle una forma definitiva al acuerdo.

Esteves explicó que el objetivo es poner en marcha cuanto antes el ciclo productivo y lograr una continuidad en el largo plazo.

“Con la buena predisposición del gobernador (por Sobisch) y De Vido, creo que quedarán atrás los problemas, y pasaremos operar la planta muy pronto”, dijo el funcionario neuquino.

Esteves informó que además de destrabarse las obras en la ruta de los Siete Lagos (sobre lo que se informó en la edición de la víspera), se logró apurar trabajos en la ruta 60 (que va a Paso Tromen), la 6 (Rincón de los Sauces y Patamora y 13 (Litrán), todos ellos preadjudicados y con financiación (si se realizan antes del 31 de diciembre de este año) del Banco Mundial.

Con respecto al Ferrocarril Trasandino del Sur, incluido en el plan ferroviario nacional, el funcionario consignó que el gobierno neuquino tomó la decisión política de construir a su cargo los 40 o 50 kilómetros hasta Las Lajas, para darle rentabilidad a “este auspicioso proyecto”.

Con Cameron, Esteves conversó también sobre Chihuidos II, avanzando en cuestiones técnicas. Se planificó un encuentro para marzo, del que partici

parán representantes de la Nación y la provincia y de la empresa Pescarmona.

“Chihuidos – admitió – requiere de muchos más estudios porque Nación quiere sacarse dudas. Nosotros buscamos una definición para saber si hacemos o no hacemos la represa y si la hacemos, cuando podemos comenzar”.

En la tarde de ayer, Esteves detalló a sus colegas de provincias productoras de petróleo, en la sede de la casa de Salta, sobre el proyecto de hidrocarburos elevado a la legislatura de la provincia, en defensa de la propiedad de los recursos naturales.

Por supuesto, en las conversaciones con Cameron surgió la polémica por la pretensión neuquina de fijar el precio de gas en boca de pozo.

Sobre este tema que ha generado polémica con la oposición legislativa que tiene el gobierno de Sobisch, Esteves defendió la autonomía provincial y el funcionario nacional explicó los decretos oficiales para hacer obras de infraestructura en el transporte de distribución del fluido y permitir que los grandes usuarios hagan sus compras a las productoras. Eso, según la óptica del ministro Esteves, “transparentará el mercado gasífero para lograr un precio latinoamericano”.

La reunión que tenía prevista ayer el gobernador Sobisch con el vicecanciller Redrado quedó pendiente para la semana próxima.

Se informó que el funcionario de Cancillería tuvo que viajar a los Estados Unidos.


Comentarios


Aceleran la reactivación de la planta de agua pesada