Aceptarían mañana la salida de Pignanelli del Central

Pese al silencio, la decisión estaría tomada; sólo resta una salida ordenada



La salida de Aldo Pignanelli del Banco Central no demoraría más allá de mañana, día en que el funcionario concurrirá a la Casa de Gobierno para reunirse con el presidente Eduardo Duhalde, quien aseguró que todavía no tiene decido si aceptará la renuncia titular del BCRA.

Sin embargo, y si bien en el entorno presidencial prefieren no arriesgar una definición, la decisión del presidente ya estaría tomada, y tan solo restaría acordar una despedida ordenada del titular del Central, y quién lo sucedería.

A pesar de las fuertes diferencias con el Palacio de Hacienda en materia monetaria que marcaron su gestión, el ministro Lavagna se mostró cauteloso al responder sobre la renuncia de Pignanelli, y se limitó a decir: "No quiero saber nada de eso. No me interesa".

Pese a ello, opinó y dijo que cree que Pignanelli el lunes "tendrá una postura muy dura y va a plantear condiciones para seguir".

Por su parte, el ministro de la Producción, Aníbal Fernández, relativizó la pelea entre Pignanelli y Lavagna, al indicar que por más discusión que exista entre ellos es el Presidente "quien finalmente toma la decisión política".

La posibilidad de poner nerviosos a los mercados inquieta bastante al Gobierno con la salida de Pignanelli, que trabaja a contrareloj en la búsqueda de un nombre que agrade tanto a la plaza financiera cuanto al jefe de la cartera económica. Luego de sortear con éxito la apertura del corralito el lunes pasado, el comienzo de la próxima semana volverá a centrarse en los movimientos que se registren en "la city" porteña, aunque la quietud con la que terminó el dólar el viernes, entre 3,51 y 3,57 pesos, cuando ya circulaba con fuerza la salida del Pignanelli, permitiría vislumbrar un escenarios sin complicaciones.

En ese sentido, Fernández indicó que Pignanelli y Lavagna "son dos técnicos que conocen lo que hacen y tienen una posición tomada respecto de cómo se puede llegar al punto final", y consideró que el hecho de "que haya entre ellos una discusión de estas características no es malo ni agraviante para el país". Así, subrayó que en esos ámbitos, el nivel de discusión que se puede dar tiene que ser revisado por el presidente, "que es quien toma las decisiones". (DyN)


Comentarios


Aceptarían mañana la salida de Pignanelli del Central