Aclaran por la tensión con Cuba

Bordón descartó que el hecho se haya originado para beneficiar a EE. UU.



El embajador argentino en Washington, José Octavio Bordón, negó que una eventual postura más firme de la Argentina hacia Cuba busque mejorar la relación con los Estados Unidos, y aseguró que el país presidido por George W. Bush nunca “presionó” respecto del tema.

“En un año y medio que llevo como embajador, puedo garantizarle en un ciento por ciento que nunca hemos recibido ni en público ni en privado una sugerencia, un toma y daca. No sé qué pasó antes o que pasará en el futuro: lo que puedo garantizar es que en esta gestión no hubo pedidos”, en cuanto a cómo deberían ser las relaciones argentinas con el gobierno de Fidel Castro, sostuvo.

A su vez, dijo tener “confianza” en que Estados Unidos apoyará a la Argentina en la negociación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), al considerar que “se vive un clima favorable, donde se ve que estamos a punto de salir del default”.

Bordón calificó de “seria y democrática” la relación bilateral entre ambos países, aunque admitió algunas diferencias que, de todos modos, minimizó.

“Estados Unidos ha sido muy claro en las solicitudes que nos hizo y en marcar las diferencias, pero en ningún momento dijeron 'si ustedes no cambian el voto de abstención a Cuba en la ONU no los apoyaremos en el FMI'. Como marcamos posturas no nos podemos sentir ofendidos porque las diferencias sean públicas”, manifestó.

Consultado sobre cómo será la nueva agenda con Estados Unidos, respondió que “la Argentina ganó confianza y respeto en todos los temas que tienen que ver con transparencia y con lucha contra la corrupción, y los temas en que había diferencia fueron puestos con mucho respeto y altura para llevar adelante acuerdos.

De ahí la idea de una agenda más amplia y en positivo”. Respecto del la negociación de la deuda con el FMI, dijo que “tengo la sensación de que en Estados Unidos se vive un clima favorable donde se ve que estamos a punto de salir del default”. “Tengo confianza. Esto ha sido producto de las conversaciones. Creo que finalmente siempre se dice que la postura de la Argentina es de equilibrio. La novedad de Kirchner ha sido establecer la responsabilidad social y fiscal con una fuerte responsabilidad internacional. Porque el Presidente y el ministro de Economía nunca dijeron que iban a patear el tablero”, agregó.

(DyN)


Comentarios


Aclaran por la tensión con Cuba