“¿‘Acordó’ Río Negro por el tren mineralero?”





Felicito a los integrantes del Concejo Deliberante de Río Colorado, dignos representantes de su pueblo, por tomar la posta en defensa del medioambiente y demás intereses de esa comunidad. Según lo publicado recientemente por este diario, queda claro el poco interés del gobernador por el tema del tren mineralero que los brasileños pretenden explotar en Río Negro utilizando el territorio de la provincia y las estaciones ferroviarias de Chelforó a Río Colorado sin que nuestras autoridades hayan oficialmente tratado el tema en la Legislatura y Medio Ambiente, al parecer en contra de los intereses del Estado rionegrino… salvo que se haya “acordado” con los brasileños extraoficialmente y recordemos el bolero que decía: “Cómo, cuándo y dónde”. Neuquén ha intervenido desde el principio en el trato con la brasileña empresa Vale, según repetidas publicaciones de este diario, asegurándose trabajo para su gente, etcétera. Ahora lo hace Cipolletti, espero que no sea tarde. Nuestros legisladores, etcétera, parece que ignoran que dicho tren podría partir desde el puerto del Este (no salgan con la excusa de que la entrada al puerto no tiene suficiente profundidad); el puerto de Bahía Blanca al parecer no tenía suficiente dársena y los brasileños construirían una. Desde esta terminal la línea brasileña podría conectarse con la línea Viedma-Bariloche a sólo 30 kilómetros de aquí, luego seguir hasta Choele Choel o Chelforó directamente y de ahí continuar con la traza ya planteada en un principio sin causar perjuicio a las poblaciones de Chelforó a Río Colorado y sin recargar la antigua traza de Bahía Blanca-Zapala. Sobre esta última ciudad, aprovecho la oportunidad para aclararle a un lector que había observado en mi carta anterior el hecho de que mencioné a Chile como parte de la línea Bahía Blanca-Zapala. Mencioné a Chile porque figura en el proyecto que en 1955 aplazó la Revolución Libertadora. Recuerdo que en 1957 me tocó custodiar un tren especial con unos 20 vagones cargados con explosivos que, al abandonarse la obra, se enviaron de vuelta de Zapala a Olavarría. También recuerdo que parte de las obras en Zapala fue utilizada para un club del personal bancario. Aquí, en Río Negro, cuando la Dirección de Minería quedó disuelta manos “anónimas” desmantelaron viviendas, talleres y oficinas y lo que queda está en manos de “okupas”. Algo parecido pasó con las instalaciones y maquinarias de Sierra Grande, donde los delincuentes se sirvieron a gusto. Una foto de Menem en la plaza de La Rioja tuvo como telón de fondo un gran camión de los mencionados. Me pregunto hasta dónde estará Río Negro comprometida para no prosperar su desarrollo y ejercer su soberanía. ¿Alguna vez trataremos los despojos de las tierras ribereñas del Limay-Río Negro que Cipolletti hizo a El Cuy? Juan Carlos Malgesini DNI 4.673.429 Puerto de San Antonio Este

Juan Carlos Malgesini DNI 4.673.429 Puerto de San Antonio Este


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
“¿‘Acordó’ Río Negro por el tren mineralero?”