“Actualmente la prensa es manejada por un asqueroso oligopolio”



El proyecto de ley de medios entró en Diputados y esto desencadenó un sinfín de declaraciones, amenazas, denuncias y otras cuitas. Los opositores a la ley cuestionan con argumentos falsos o inconsistentes.

Dicen que el Ejecutivo quiere manejar los medios y no aclaran que actualmente el Comfer está interviniendo y lo maneja únicamente el Ejecutivo. Tampoco señalan que el órgano que propone la nueva ley es igual al de Estados Unidos.

Estenssoro afirma que los medios en Santa Cruz los maneja Kirchner y miente. Yo puedo dar fe de eso, porque durante la gobernación de Kirchner yo tuve una discrepancia con su secretario de Salud y, como no nos podíamos poner de acuerdo y entendiendo yo que el tema lo tenía que hacer público porque era de interés comunitario, fui e hice la denuncia en el diario decano de Río Gallegos, “La Opinión”, y al otro día lo sacaron en tapa. Eso muestra a las claras que Estenssoro miente o está mal informada.

Pero lo que nadie discute es que actualmente la prensa es manejada por un asqueroso y vergonzante oligopolio.

El diario “Crítica” describe esto diciendo que el Grupo Clarín posee 274 licencias. Es dueño del 56% de Cablevisión, 55% de Multicanal, 49% de Cablevisión Digital, 50% Estudio Digital Cable SA, 20% de Supercanal Holding, donde son socios de Vila-Manzano. En cable concentra el 47% de los abonados del país y posee 244 licencias.

En TV abierta es dueño de Canal 13, Canal 6 de Bariloche, Canal 7 de Bahía Blanca y Canal 12 de Córdoba. 8 señales de cable: Todo Noticias, Magazine, Metro, TyC Sports, TyC Max, Canal Rural y MTV Música. Infinidad de radios, algunas irregulares como AM810 y FM102.9 de Córdoba, FM100.3 de Mendoza, FM 96.5 de Bahía Blanca y FM99.5 de Tucumán.

El Grupo Uno de los mendocinos Vila-Manzano posee Supercanal Holding, que controla 30 licencias. Canales de aire: América TV, Canal 13 de Junín, Canal 7 de Mendoza, Telesur, Canal 6 de San Rafael, Canal 8 y Canal 5 de San Juan. También tiene 13 emisoras de radio, entre éstas: La Red. El Grupo Prisa es algo similar y en el interior existen otros grupos.

El argumento estrella que tiene la oposición es el siguiente: la ley debe tratarse después de diciembre con la nueva composición de las cámaras porque, si se aprueba, tendrá legalidad pero no legitimidad.

Pues bien, el por qué la ley se debe tratar ya lo ha venido justificando toda la oposición en su conjunto y por separado durante los dos últimos años y es por eso que se tratará y se aprobará antes de diciembre.

La oposición en conjunto y por separado se pasó dos años reclamando reglas claras, transparentes y democráticas para los comicios del 28 de junio. Hablaban y hablaban, hasta llegar lisa y llanamente a denunciar fraude, robo de boletas, manipulación de escrutinios, etcétera. Se realizaron las elecciones y quedó a la vista de toda la población que las denuncias fueron infundadas y no hubo fraude alguno. Pero hubo dos candidatos que denunciaron estafa, fraude. Ellos fueron los radicales Stolbizer y Alfonsín. Denunciaron con justicia, porque esto pasó, que a través del oligopolio que maneja los medios de comunicación se publicaron encuestas que daban una puja entre De Narváez y Kirchner muy pareja y ellos fueron desplazados muchos puntos abajo. Las diferencias de Kirchner y De Narváez se ubicaban en el rango del error estadístico, en cambio las diferencias con Stolbizer y Alfonsín eran lapidarias, no estaban en la conversación.

El pueblo merece pluralidad de medios y, sobre todo, que se respete la ideología ajena, aunque no se la comparta. Lo que se trata no es sólo una ley de medios sino el desarme de un majestuoso aparato que violenta la igualdad de los argentinos, es decir la democracia y la paz.

Dr. Antonio Tourville, DNI 7.817.849

Dirigente de Paz, Pan y Trabajo – Las Grutas


Comentarios


"Actualmente la prensa es manejada por un asqueroso oligopolio"