Acuerdo por deuda para próximos jubilados

Río Negro y AFIP acordaron una moratoria previsional para 8.300 estatales por jubilarse en los próximos 10 años. La suma inicial llega a los 80 millones. Pertenece al aporte de sumas no remunerativas y servirá para mejorar los haberes jubilatorios.



#

La Provincia logró un acuerdo con la AFIP para los futuros jubilados, pero además deberá cumplir un nuevo criterio de aportes.

Archivo

Río Negro logró un principio de acuerdo con la AFIP por las deudas de los próximos 8.300 estatales por jubilarse. La Provincia accedería a una moratoria de 10 años para cancelar un pasivo actual de 80 millones. Después de esta inicial coincidencia, el gobierno prevé un encuentro entre el gobernador Alberto Weretilneck y el titular de la AFIP, Ricardo Etchegaray para su anuncio y concluir con ciertas precisiones. La provincia solicitó una moratoria de 150 meses -12,5 años- pero, en principio, el organismo nacional otorgará 120 meses. Queda resolver el monto, que inicialmente está en 80 millones, sin los intereses. Simultáneamente, Río Negro deberá cumplir el nuevo criterio de aportes en los nuevos haberes. Esa aplicación se prevé a partir de enero, con el próximo presupuesto, porque exige 8,4 millones por mes, considerando asignaciones patronales del Estado y las contribuciones de los empleados. Ambas acciones -el pago de la deuda a la AFIP y mayores aportes- se concentrarán en los agentes por jubilarse en el transcurso de los próximos 10 años. En principio, el gobierno pretende el retiro de quienes ya están en condiciones de hacerlo, que rondaría el millar en enero del 2014. Estas medidas llegan atrasadas, pues constituye el cumplimiento de la ley 4.640, vigente a partir del 13 de mayo del 2011. La norma obliga al Poder Ejecutivo al pago “como sumas remunerativas, sujetas a aportes, de todos los adicionales de su personal, comprendido en las edades de 50 años para las mujeres y 55 años para los hombres”. Esos aportes nunca se cumplieron y generaron deudas ante la AFIP. A junio, la misma ascendía a 80 millones: unos 39 millones por aportes patronales y 41 millones por contribuciones de los agentes. Esa cantidad corresponde a los 8.300 estatales públicos, enmarcados en aquel tramo etario. El año pasado, la administración provincial intentó un plan de retiros de aquellos ya en condiciones de jubilarse. Pero, se sorprendió con la resistencia frente al incumplimiento de aquellos aportes que mejorarían los futuros haberes previsionales. UPCN encabezó esa postura y presentó una demanda judicial, incluyendo que ya existen fallos contrarios por aquel incumplimiento. Recientemente, el ministro de Economía, Alejandro Palmieri y el fiscal de Estado, Pablo Bergonzi se reunieron con el segundo de la AFIP, Ángel Toninelli. Allí, Río Negro solicitó una moratoria y pidió 150 meses para cancelar aquellos 80 millones originales. El funcionario nacional adelantó que existirá un plan de pagos aunque habría bajado el plazo requerido. En definitiva, el acuerdo de Río Negro y la AFIP contemplaría 120 meses, es decir, 10 años. Hay un antecedente: el pago de las deudas de la Justicia por la aplicación de la ley 24018, que garantiza el 82 por ciento jubilatorio. Esa normalización para jueces y magistrados se cumplió en una moratoria de cinco años. Firmado el nuevo acuerdo, la provincia abonará mensualmente sus aportes patronales adeudados y, además, descontará la parte de los activos comprendidos, cuya retención pasará después a la Anses cuando ingresen al periodo de pasivo. (AV)


Comentarios


Acuerdo por deuda para próximos jubilados