Acuerdo trabado con las clínicas



ROCA (AR).- Cuando todo parecía encaminarse hacia la normalización en los servicios, el PAMI y las clínicas de Roca no lograban ayer ponerse de acuerdo para reanudar la atención a los jubilados.

A pesar de la firma de los respectivos convenios para la implementación de un sistema capitado, la obra social y los dos nosocomios privados de la ciudad ingresaron nuevamente en una especie de círculo vicioso.

El PAMI abonó una parte de la deuda y pretende que se reestablezcan las prestaciones. Sin embargo, los sanatorios argumentan que el dinero recibido no alcanza para cubrir los gastos mínimos que demanda la reactivación del sistema. Y como respuesta, la titular del organismo en el país, Graciela Ocaña, mandó a decir que no habrá un centavo más hasta que los afiliados vuelvan a ser admitidos para la internación en los institutos médicos roquenses.

En medio de este tira y afloja, los 6.500 jubilados de la ciudad continuaban ayer a la espera de un acuerdo entre las partes, que los aliviara para no tener que afrontar los riesgos de quedar sin atención adecuada por la saturación del hospital público local.

Luego del acuerdo alcanzado el martes pasado, cuando se estableció una cápita de 24 pesos por cada afiliado, la negociación no se encaminó hacia el destino que aguardaban los dueños de las clínicas.


Comentarios


Acuerdo trabado con las clínicas