Acusan a club de abandonar a jugador fracturado

En la entidad admiten que no tienen seguro. El accidente ocurrió en julio y recién fue operado.



El adolescente que sufrió la fractura jugando al fútbol ya fue operado, pero ninguna aseguradora se hace cargo de los gastos.
CINCO SALTOS (ACS).- El padre de un jugador de Experimental en la liga Confluencia denunció que su hijo fue prácticamente "abandonado" por el club deportivo luego que sufriera una crítica quebradura durante un partido. Al cabo de tres meses el joven fue operado en el hospital público de Roca. El presidente de la entidad, Alfredo Páez, reconoció que los jóvenes que juegan para el club no están asegurados.

"Me largaron solo, tuve que vender cosas de mi casa para traerlo a Roca a que se operara; ellos ni se arrimaron a verlo ni a saber de él desde que se quebró el 20 de julio", dijo Miguel Díaz, un peón de chacra de 43 años que vive en Cinco Saltos.

Fernando de 14 años es el hijo de Miguel Díaz y juega en la séptima división de la liga Confluencia por el club Experimental. El 20 de julio se quebró la parte superior de la muñeca izquierda en un partido de la liga que se llevó a cabo en la cancha de San Martín, en Cipolletti y entonces comenzó el peregrinar de su familia en busca de una adecuada rehabilitación para el deportista.

El padre del jugador explicó que su hijo fue atendido en el hospital, donde le enyesaron el brazo pero le advirtieron que se requería de una cirugía más importante para reparar el tipo de quebradura que había sufrido.

La operación tenía un valor que superaba los 2.700 pesos "en materiales", y debido a que el costo escapaba al presupuesto familiar, Díaz dijo que estuvo esperando más de dos meses la ayuda prometida por el presidente del club sin obtener más que promesas.

En ese tiempo el brazo soldó mal y el joven corría riesgos de perder movilidad en su mano izquierda. La nueva cirugía, que incluyó la colocación de una plaqueta y tornillos en la zona quebrada, finalmente se concretó el miércoles en el hospital público de Roca.

"Hoy el problema estaría solucionado, pero yo no sabía que cuando el chico jugaba para Experimental estaba expuesto a todo esto. Pensé que estaban asegurados. No queremos que a otra persona pase por lo mismo que tuvimos que sufrir nosotros", dijo.

Díaz detalló que la operación se logró gracias a que el personal de Acción Social del hospital de Cinco Saltos se movilizó para gestionar los insumos necesarios para llevar a cabo la cirugía que se necesitaba. Hubo una derivación a traumatología de Cipolletti y luego al hospital de Roca, donde se produjo la intervención.

"De todo esto se tendría que haber hecho cargo el Club, pero ellos ni siquiera se acercaron para ver cómo estaba el chico", reiteró.

El presidente de la institución deportiva rechazó los términos vertidos por Díaz, aunque reconoció que los jugadores del club Experimental no están asegurados. "El club Experimental no está pagando un seguro por los chicos; cuesta muchísimo juntar para pagar los árbitros o para participar de la Liga Confluencia: el transporte, los árbitros, el aporte a la liga...", describió.

Sin embargo, Páez negó que el Club se hubiese desentendido del problema. "Por intermedio del hospital se maneja lo que son todas las lesiones de los chicos; en este caso hablamos con la asistente social del hospital; lo llevamos a Cipolletti a hacer consultas y evaluaciones. En ningún momento se lo dejó solo, inclusive juntamos plata entre todos para la nafta y para que una persona lo llevara a Roca", dijo el presidente del Club en franca contradicción con las expresiones del padre del jugador de Experimental.

Otro caso testigo

ROCA (AR).- El 21 de abril de 1996, la rodilla de Hugo Cano dijo basta en un partido entre su club -Argentinos del Norte- y Unión Alem Progresista de Allen.

Hoy, la rotura de ligamentos y meniscos sigue sin solución y para colmo Cano también resigna parte de su sueldo para pagar las costas del juicio que le hizo al club del barrio Tiro Federal y perdió en la Cámara Laboral. Exigía que Argentinos o la Liga Confluencia paguen su operación, pero no lo logró. Según el presidente de Argentinos del Norte, Rodolfo Romero, el reclamo judicial no fue viable porque Cano entendía que lo ocurrido fue un accidente de trabajo. "Como los jugadores no tienen contrato no pudo comprobarse la relación laboral que él argumentaba", agregó Romero.

Sin embargo, el ex jugador piensa distinto.

En cuanto a la cobertura existente en la actualidad para los chicos, jóvenes y adultos que juegan al fútbol en alguna de las divisiones del club, Romero indicó que en séptima, octava, novena y décima los chicos cuentan con un seguro desde hace varios meses.

Los que todavía no poseen resguardo de una empresa aseguradora son –aunque la tendrían pronto– los que integran planteles de primera, tercera, quinta y sexta división. Mientras tanto, aquellos que sufren golpes o lesiones que demandan la asistencia médica son trasladados al hospital o "atendidos por médicos que nos dan una mano, pero se hace cargo el club", de acuerdo a las palabras de Romero.


Comentarios


Acusan a club de abandonar a jugador fracturado