Acusan a Macri de querer someter a justicia, Garavano lo niega



#

La tumultuosa sesión de la Magistratura que apartó a Freire. (Foto: dyn )

El ministro de Justicia, Germán Garavano, negó ayer que la suspensión del camarista federal Eduardo Freiler se haya realizado con una maniobra ilegal en el Consejo de la Magistratura, mientras que la presidenta de la Cámara de Casación Penal y titular de Justicia Legítima, María Laura Garrigós de Rébori, advirtió que hay una “pretensión de control” de la Justicia por parte del Gobierno.

El ministro sostuvo que la sesión que determinó el enjuiciamiento de Freiler estuvo “dentro del marco reglamentario” del Consejo y dijo que las acusaciones de irregularidad responden “al kirchnerismo protegiendo a sus últimos alfiles en la Justicia”.

Garavano defendió así la suspensión por presunto mal desempeño de Freiler y, en cambio, señaló que “es llamativa la celeridad con la que se hizo este reemplazo”, en referencia a la salida del senador kirchnerista Ruperto Godoy y a la entrada en su lugar de Mario Pais, que finalmente juró luego de la sesión.

En tanto, Garrigós de Rébori planteó que la suspensión de Freiler tiene “una pretensión de disciplinamiento y control” del Consejo.

“Hay una pretensión de disciplinamiento y control de la Magistratura. El propio Presidente de la Nación dice ‘los jueces que no nos gusten, los vamos a cambiar’. Eso me parece grave”.


Comentarios


Acusan a Macri de querer someter a justicia, Garavano lo niega