Acusan a Nación de “demagogia e imprevisión”

Sobisch atacó a Kirchner por el problema del gas.



BUENOS AIRES (ABA/AN).- El gobernador Jorge Sobisch, le endilgó ayer al gobierno nacional haber actuado con “improvisación” y “demagogia” considerándolo responsable del peligro sobre la futura provisión de gas.

Sobisch hizo estas duras declaraciones al retirarse del encuentro de los representantes de las provincias nucleadas en la Ofephi (Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos).

El ministro de Empresas Públicas, Alfredo Esteves, se mostró esperanzado en que los gobernadores de la Ofephi apoyen la ley de hidrocarburos neuquina. El ministro efectuó declaraciones ayer por la mañana, ante de viajar para a tomar parte de la reunión.

Sobisch señaló además que el secretario de Energía de la Nación, Daniel Cameron (presente en la reunión que se realizó en la Casa de la Provincia de Salta) planteó la problemática como una “cuestión política” sin ofrecer ninguna solución al tema. “Igual que con los piqueteros, se quiere ganar tiempo pero no se afrontan los problemas que después se vienen encima”, consideró Sobisch quien también acusó a la administración kirchnerista de no dar “previsibilidad jurídica”. El gobernador neuquino diferenció la cuestión del precio, de los costos, advirtiendo que no se afrontó el último punto. “Lo que falta son caños” (sic), dijo por infraestructura.

Más adelante, Sobisch indicó que no se trata de decir si el que no cumplió fue el gobierno o las empresas, lo concreto es que hace un año y medio se viene anunciando los problemas que iban a surgir por la falta de nuevas inversiones (dado que la unidad del producto, BTU, se paga 0,50 dólares mientras el valor internacional es de 1,40 de la moneda norteamericana).

De todos modos, el titular del MPN subrayó que Neuquén tiene gas para abastecer al país y a Chile y que en este último caso sólo se le está vendiendo el 10 % de lo que está destinado al país trasandino.

Pero pese a la abundancia del producto, el gobernador de Neuquén adelantó que las dificultades como las restricciones en la provisión de gas se deberá exclusivamente a la falta de inversiones producto de la situación expuesta. “Hay gas pero no se tomaron los recaudos para invertir y así poder llevarlo a los lugares que faltan, no importa ahora si la responsabilidad es de las empresas o el gobierno”, dijo Sobisch.

Los presentes acordaron con Cameron, volver a reunirse luego de Semana Santa, en tanto el funcionario nacional afirmó que va a continuar trabajando en los decretos 180/1 para conceder un sendero de precios (aumento paulatino) a cambio de mayores inversiones de las empresas.

Con un discurso más mesurado,el gobernador rionegrino Miguel Saiz, describió la situación como producto de la salida de la convertibilidad que produjo un desfase tarifario. Saiz consideró que se debe tender al “equilibrio” y sin adjudicar culpas destacó que un incremento de precios importante podría provocar una escalada inflacionaria. El gobernador rionegrino, aseguró que su provincia (por estar cerca de la boca de producción) no tendría mayores inconvenientes en el corto plazo, pero deslizó que “si no hay cambios se van a producir dificultades por la evidente carencia de infraestructura”.

También asistieron el gobernador de Salta, Juan Carlos Romero, el de Formosa,Guido Insfrán, su par de Mendoza Julio Cleto Cobos, y un representante de Tierra del Fuego.

Tras la convocatoria, Sobisch se aprestaba a encabezar un acto político en el Club Español.

Nota asociada: Racionalizan la exportación de gas por la crisis energética  

Nota asociada: Racionalizan la exportación de gas por la crisis energética  


Comentarios


Acusan a Nación de "demagogia e imprevisión"