Acusan a un juez de Roca de haber golpeado a su esposa

El camarista Carlos Vila negó la imputación y dijo que la mujer tiene problemas psiquiátricos. Allanaron su casa.



#

El juez Carlos Vila se defendió de las acusaciones.(Foto: Archivo )

ROCA (AR)- El juez que integra la Cámara Tercera del Crimen, Carlos Ernesto Vila, fue denunciado el fin de semana por su esposa quien lo acusó de haberla agredido físicamente mientras se encontraba en “estado de ebriedad” y de haberle apuntado con un rifle bajo amenaza de “quitarle la vida”. El magistrado se defendió ayer de las acusaciones y expresó que su pareja padece “problemas psiquiátricos” y que se encontraba en una situación muy delicada. Tras la denuncia, el juez de Instrucción Daniel Tobares ordenó un allanamiento en la vivienda que Vila ocupa en la zona de chacras, en el barrio Stefenelli. Sin embargo no pudieron hallar rastros de ningún tipo de arma de fuego. Fuentes policiales y judiciales confirmaron que cerca de las 6 de la madrugada del domingo, Yanina Pomiés -de 39 años- se presentó en la sede de la Subcomisaría 67, ubicada sobre calle Vintter. Visiblemente consternada la mujer pidió hacer una exposición ante la agresión que habría sufrido de parte de su esposo horas antes. La víctima, quien es estudiante de abogacía, aseguró que en la madrugada fue “agredida” por su esposo, el juez Carlos Vila -de 52 años- después de una cena que se habría realizado en la chacra 261 -ubicada sobre calle Paraná- que Vila había compartido con amigos. Siempre siguiendo el relato de la mujer, tras el encuentro se habría producido una discusión con su marido por lo que decidió retirarse del domicilio. Aseguró que fue en ese momento que el juez le habría dado alcance y comenzó a “golpearla” obligándola a ingresar “de los pelos” a la habitación. En medio de la discusión la mujer habría alcanzado a llegar a uno de los sanitarios de la vivienda y fue allí que el propio magistrado habría tomado “un rifle” y la amenazó con “quitarle” la vida. Pomiés aseguró que fue allí que aguardó a que su esposo se durmiera “producto del estado de ebriedad” y aprovechando esa situación se retiró de su domicilio. Tras la denuncia, la mujer fue sometida a un estudio por parte del médico policial y según las fuentes consultadas, se les habrían hallado “lesiones de carácter leve”. Ayer el propio juez se defendió de las acusaciones y negó cualquier hecho violento que se haya producido en el interior de su casa. “Mi esposa es una enferma psiquiátrica. Se me desbordó la situación”, aseguró el magistrado quien aclaró que su pareja atraviesa una “profunda crisis”. Detalló que inesperadamente Pomiés decidió irse el domingo a la madrugada, a bordo de su propia camioneta llevándose todos sus efectos personales. Otro de los puntos que abordó el juez fue el tema del arma de fuego y aseguró que si bien en algún momento pensaron tenerla, jamás llegaron a adquirirla. Allanamiento en la casa Cerca de las 13:45, y tras hacerse ayer a la mañana de las primeras actuaciones, el juez Tobares encabezó un allanamiento en la vivienda ubicada en la chacra, sobre calle Paraná (camino a barrio Puente Cero) para tratar de dar con la supuesta arma de fuego utilizada por el magistrado. Sin embargo las diligencias no habrían arrojado resultados positivos, según las fuentes consultadas, quienes aclararon que la diligencia se extendió durante varios minutos.

Luis Leiva luisleiva@rionegro.com.ar


Comentarios


Acusan a un juez de Roca de haber golpeado a su esposa