Acusan al Ejército de destruir una casa

La Dirección de Tierras delegación Zapala confirmó con su inspección la denuncia de la Asociación de Crianceros ante la Justicia, en el sentido de que la vivienda de un campesino fue demolida por personal del Regimiento 10 de Covunco, alegando que estaba en tierras militares, lo que sería totalmente erróneo.

ZAPALA (AZ).-La Asociación Crianceros Unidos denunció al Regimiento de Infantería de Montaña 10 con asiento en Covunco por la destrucción de la vivienda de un criancero en el paraje Mallín del Muerto. Personal del cuartel demolió la construcción presuntamente argumentando que se encontraba dentro de los límites del predio militar.

Sin embargo una reciente inspección de la Dirección de Tierras confirmó que la casa estaba 60 metros fuera del campo perteneciente al RIM 10. Además los inspectores revelaron que el mismo día del operativo se colocaron carteles indicativos de "zona militar" fuera del sector permitido. Según la inspección, éste es el segundo caso que se produce en la zona. Juan José Gutiérrez, integrante de la conducción ruralista, señaló que "sólo dejaron ruinas de la casa".

"El personal que intervino en la maniobra de demolición no sólo destruyó la propiedad del criancero sino que además dejó sus pocas pertenencias esparcidas en los alrededores" dijo Gutiérrez quien además explicó que ya elevaron una denuncia ante la Justicia.

Al parecer todo se habría originado cuando personal militar del regimiento de Covunco irrumpió en la vivienda que ocupaba José Antonio Meriño mientras éste no estaba. En una rápida operación redujeron a escombros las dependencias que el productor rural, de avanzada edad, utilizaba como morada. Cuando Meriño regresó halló un cuadro desolador y de inmediato se radicaron las denuncias correspondientes.

En primera instancia se barajó la hipótesis de que la construcción estaba dentro del predio del Ejercito. Sin embargo la inspección que la Dirección de Tierras delegación Zapala efectuó en el lugar demostró lo contrario. En el informe que elaboró el delegado local Néstor Fuentes se destaca que "a simple vista se puede observar, sin duda alguna, que la vivienda dañada se encuentra fuera de los límites de la mensura por 60 metros aproximadamente". La contundencia de la afirmación llevó a los representantes de la ACU a elevar una denuncia ante la justicia que se tramita en el juzgado federal zapalino.

Por otro lado el informe de la Dirección de Tierras señala que "se pudo comprobar la denuncia elevada por el propietario del inmueble junto a Gutiérrez y también se evidencian carteles indicativos de una zona militar que fueron colocados el mismo día y por las mismas personas que destruyeran la vivienda de Meriño". Esta situación habría sido observada por un criancero lindante quien habría aportado su testimonio sobre los detalles del hecho.

Este es el segundo antecedente similar que se produce en el mismo sector, lotes 1 y 39 de la Colonia Pastoril Mariano Moreno, y según afirman los productores rurales desde hace varios años están solicitando la desafectación de esas tierras a la reserva militar alegando "el no uso de las mismas". Los vecinos piden que les cedan esa porción de terreno para el pastoreo.

Ayer por la tarde "Río Negro" intentó comunicarse con las autoridades del cuartel pero se informó que ninguno de ellos estaba presente.


Comentarios


Acusan al Ejército de destruir una casa