Acusan al gobierno



#

“Los funcionarios miran para otro lado”, dijeron familiares de las víctimas.

DyN

Familiares de las víctimas de la tragedia ferroviaria de Once acusaron ayer al gobierno de “mirar para otro lado” y crear una “realidad en la que siempre sale indemne”, al evocar a las víctimas de los dos accidentes en esa terminal, uno de hace 20 meses y otro este fin de semana, y el siniestro de Castelar de junio pasado. “La revolución ferroviaria” que prometió el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, no es más que “cambios superfluos”, fustigaron los familiares, al leer un duro documento contra la Casa Rosada por su “inacción” en la materia. El acto, en el que el principal destinatario de las críticas fue Randazzo y “los genuflexos del poder que sin el más mínimo empacho y sin pruebas, adjudican irresponsablemente lo sucedido” a una cuestión electoral, se llevó a cabo en el andén 2 de la estación de Once, a 20 meses del siniestro que, en febrero de 2012, causó 51 muertos y más de 700 heridos. Allí, el sábado, hubo otro choque que dejó 99 lesionados. A diferencia de otras ocasiones, a cinco días para las elecciones legislativas de medio término, el acto contó con una inusual presencia de candidatos opositores, que aseguraron que “el sistema ferroviario es un cementerio de argentinos, producto de la corrupción”. Estuvieron el postulante porteño del Frente de Izquierda de los Trabajadores Jorge Altamira, el primer candidato a legislador porteño de UNEN, Gustavo Vera, entre otros.


Comentarios


Acusan al gobierno