Acusan de terrorismo a once de los 23 detenidos

Investigadores dicen tener evidencia suficiente. Otras once personas siguen encarceladas.



#

Durante la investigación se realizaron alrededor de 69 allanamientos a viviendas y comercios.

LONDRES.- Once personas fueron acusadas ayer en conexión con una conjura para hacer estallar al menos 10 aviones de pasajeros en pleno vuelo trasatlántico, entre ellas ocho que enfrentan cargos de conspirar para cometer asesinatos, informaron las autoridades.

Uno de los sospechosos, una mujer, fue puesta en libertad sin formulación de cargos.

El vicecomisionado Peter Clarke dijo que la investigación encontró evidencias de equipos para hacer bombas, entre ellos compuestos químicos y artículos eléctricos, junto con videos alusivos al martirio de los milicianos islámicos, en computadoras en poder de los detenidos. No indicó si los sospechosos mismos hicieron las grabaciones.

Hasta la fecha se realizaron en total 69 allanamientos de viviendas, comercios y sitios al aire libre. En el marco de estos operativos, la Policía se incautó de unos 400 ordenadores, 200 teléfonos móviles y 8.000 dispositivos de almacenamiento de memoria, tales como DVDs o CDs, con infinita cantidad de información a analizar por los investigadores.

"Las pesquisas durarán aún meses", indicó el vicecomisionado.

"Desde el 10 de agosto, hemos encontrado equipo para fabricar bombas. Hay compuestos químicos, entre ellos peróxido de hidrógeno, componentes electrónicos, documentos y otros artículos", dijo Clarke.

"Hemos encontrado varias grabaciones en video, frecuentemente llamados videos de martirio''.

Ocho personas fueron acusadas de dos cargos cada una de conspirar para cometer asesinatos y preparar actos de terrorismo.

Uno de ellas, de 17 años, está acusado de poseer artículos que servirían para pre

parar un acto de terrorismo y dos personas por no presentar información que podría ayudar a prevenir un acto de terrorismo.

Otros 11 sospechosos están detenidos, pero no se les ha formulado cargos.

"Hemos examinado de manera cuidadosa y evaluado la evidencia contra cada individuo con la ayuda de agentes antiterrorismo, a fin de decidir la presentación de cargos en la primera oportunidad", dijo Susan Hemming, jefa del Servicio de la Fiscalía de la Corona de la División de Contraterrorismo, en declaraciones a la prensa.

La investigación del supuesto plan terrorista ha reunido "material sustancial'' como evidencias, dijo el secretario del Interior John Reid.

Agregó que algunos individuos serían acusados de crímenes específicos en los siguientes días, pero se negó a dar detalles ante la naturaleza delicada de las investigaciones.

En Pakistán, las autoridades continúan mientras tanto el interrogatorio de Rashid Rauf, británico de ascendencia paquistaní, sobre su papel en el supuesto plan terrorista, dijeron funcionarios.

Otros once sospechosos se encuentran en prisión preventiva y todavía no han sido formalmente acusados.

En los próximos días se definirá si serán acusados y en todo caso cuándo ocurrirá eso, informó Susan Hemming, jefa de la división lucha antiterrorista de la Fiscalía británica.

La mayor parte de los detenidos el 10 de agosto son musulmanes británicos. Varios de ellos tienen supuestamente vínculos con organizaciones extremistas en Pakistán, según medios de comunicación británicos. (AP/DPA)


Comentarios


Acusan de terrorismo a once de los 23 detenidos