Adrenalina y destreza para entretenimiento

El equilibrio entre la kermese y la aventura se pudo disfrutar en el predio al lado de la ETON. Montaña rusa, kamikaze alemán, megatrón, tazas locas y el barco pirata fueron lo más elegido.



1
#

Algunos disfrutaron por primera vez de la calesita que hace dos décadas no hay en Neuquén. (Foto: Matías Subat )

2
#

El predio alejado del centro permitió un despliegue y espacios cómodos para la circulación. (Foto: Matías Subat )

3
#

Grandes pero muy arriba. Las pelotas llaman a ganarlas por su volumen y su cercanía. (Foto: Matías Subat )

4
#

Infaltable el carrito para los dulces recién hechos. (Foto: matias subat )

5
#

Un paseo familiar que mezcla unión y aventura.(Foto: Matías Subat )

6
#

En el ranking del riesgo, la vuelta al mundo permite tener otra perspectiva de la zona oeste de la ciudad. (Foto: Matías Subat )

7
#

No de tan niños. Las tazas locas marearon y entretuvieron. (Foto: Matías Subat )

8
#

¡Este o aquel! Hay que adivinar por dónde se asoma.(Foto: Matías Subat )

9
#

¿Quién acierta? Tiene premio.(Foto: Matías Subat )

Ganar un premio o sentir el frío neuquino en la cara a varios metros del suelo. Es invierno, todos llevan las manos en los bolsillos hasta que el riesgo hace subir la temperatura, el miedo brota como un volcán en erupción y los gritos, las risas, la música hacen un cóctel digno de un parque de diversiones.

Los mayores pudieron demostrar sus dotes de destrezas en los juegos de kermese como el tiro al blanco o encontrar un patrón de aparición de los patos a los que hay que derribarlos con un martillo de goma.

Los más chicos se aventuraron en el riesgo en función de la altura o la edad. Las tazas locas eran la delicia de los padres que se divirtieron junto a sus hijos más chicos y la vuelta al mundo o la montaña rusa para los más grandes.

El mundo del parque y la kermese pudo unir lo que aún subsiste al entretenimiento que facilita internet con lo más tradicional de la recreación de adultos.

El fotoperiodista Matías Subat se internó con su particular visión que media con un teleobjetivo para retratar momentos donde el color y la calidez de quienes reciben y son recibidos pintan una escena única parar deleitarse.

Datos

45
días estuvo el parque temático en el predio de Afuven, en la calle 12 de Septiembre al lado de la terminal. Hubo promociones para la familia.

Comentarios


Adrenalina y destreza para entretenimiento