Advierten que los ríos seguirán bajando su caudal

Se debe a menores nevadas y lluvias más espaciadas. El fenómeno va para largo, dice una especialista.

BARILOCHE

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La falta de lluvias y sobre todo nevadas que hace años afecta la cordillera norpatagónica originó este verano una histórica bajante en el lago Nahuel Huapi, que luego pudo recuperarse merced a varios días de verdadero diluvio. Por el contrario, en otras regiones, como ser en la cuenca del río Colorado, el problema es más grave.

La investigadora e ingeniera civil Laura Maffei, residente en esta ciudad, es coordinadora general del área socio ambiental de la Unter en Río Negro y asesora de la Fundación Laboral Internacional para el Desarrollo Sostenible. En diálogo con este diario explicó que “las tendencias y los estudios muestran que por efectos del cambio climático hay una disminución general de las precipitaciones níveas en la cordillera y por ello todas las cuencas hídricas de origen glaciar se ven afectadas y los ríos que nacen en ellas tendrán menor caudal de agua en los próximos años”.

Maffei agregó que “se profundizan los períodos de sequía, esto implica que son más frecuentes los meses sin lluvia, pero también sucede que llueve más, en períodos de menor tiempo”. “Hay estudios que sostienen que en los próximos años los ríos de la cuenca del Comahue bajarán en promedio un 30 por ciento sus caudales”, evaluó.

Entre los impactos más importantes que genera el menor nivel de los ríos norpatagónicos se encuentra la disminución en la producción de energía eléctrica. “El 26 por ciento de toda la energía eléctrica que se consume en Argentina proviene de la cuenca del Comahue, de los ríos Limay y Neuquén”, recordó.

También sostuvo que “ante una reducción del caudal de los ríos las actividades de los que habitan la región se modifica y sería importante preverla y planificar soluciones. Ya hay casos, como lo planteo la nota del diario (en la publicación de ayer) que hay diferentes sectores que comenzarán a competir por el uso de los escasos recursos hídricos”, evaluó.

El problema de la región del Comahue se repite en otros lugares, por ejemplo la zona de Cuyo, donde empieza a haber limitación en los recursos hídricos para actividades que demandan una gran cantidad, como las extracciones hidrocarburíferas (con el fracking), la minería, el enriquecimiento de uranio o la producción de monocultivos irrigados.

Muchas veces usan aguas subterráneas, pero que también forman parte de las cuencas.

Maffei reconoció no conocer el proyecto para desviar agua desde el río Negro al Colorado, pero anticipó que sin dudas generaría un gran impacto y sólo sería un parche, que no solucionaría el problema.

A su criterio hay que definir el perfil productivo de la región y buscar soluciones a largo plazo, pues el río Negro también se origina en zona de lagos y glaciares y el día de mañana su caudal también va a descender. De esa manera, no atacamos el problema, solo lo posponemos”, dijo.


Comentarios


Advierten que los ríos seguirán bajando su caudal