Advierten que sin tren, metanol corre peligro

El negocio se mantiene por el alto precio del producto.

PLAZA HUINCUL (AN).-"Mientras el precio del metanol a nivel internacional siga como en la actualidad, la planta va a seguir funcionando. Pero si el precio baja, lo más probable es que tengamos que parar la producción".

Así se refirió Mario Bajda, el director de la planta de metanol de Repsol-YPF ubicada en esta localidad, al ser consultado sobre el problema que genera la prohibición judicial para transportar el producto en tren desde Plaza Huincul hasta el puerto de Ensenada, en la provincia de Buenos Aires. Desde entonces el traslado se realiza en camiones.

"Es imposible cubrir un costo logístico tan alto, que implica la utilización de los camiones", dijo. "Creemos que va a llegar el momento de razonabilidad, y por eso esperamos que la resolución de la justicia tenga el mejor de los criterios, que a nuestro juicio implicaría la seguridad para las rutas del país y condiciones favorables para quienes dan trabajo, es por eso que lo mejor para todos es el tren", sentenció Bajda.

Así, el director general de la planta arrojó dudas acerca de las posibilidades de sostener una producción como la actual en caso de que el precio de este combustible llegue a bajar, y responsabilizó por esta situación al mayor costo que representa el traslado en camiones.

En rigor, hasta el momento los obstáculos más grandes que está encontrando Repsol-YPF para trasladar su producción en el tren, son los recursos de amparo presentados por municipios de la provincia de Buenos Aires.

Son las presentaciones judiciales que lograron la suspensión del tren como forma de trasladar el combustible. Se trata de los municipios de Morón, Avellaneda y Bahía Blanca, que consiguieron que jueces de primera instancia dieran lugar a sus demandas. El conflicto ya llegó a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Luego de la judicialización de este tema, el gobierno neuquino también presentó una acción declarativa que se fundamenta en los mismos criterios que empleó la empresa para conseguir que el tren siga como medio de transporte ideal para el metanol.

La exposición tiene que ver con la seguridad del traslado y con la aplicación de lo dispuesto por la Comisión Nacional de Regulación Transportes (CNRT), que ya había dictaminado que el tren era lo mejor.

Paralelamente, vecinos de Valentina Sur, también sumaron su reclamo al expediente que está en la última instancia judicial de la Nación.

En ese barrio, los vecinos también quieren que vuelva el tren. En su caso, el pedido es porque ya se registraron varios derrames en la zona de influencia del barrio, en particula en la multitrocha, paso obligado para los camiones que salen de Huincul en su viaje a Buenos Aires.

Actualmente desde la planta de metanol salen unos 45 camiones cargados con metanol que siguen ese destino. A este número s suman otros vehículos similares que trasladan combustibles que terminan de refinarse en otros puntos del país, o bien son exportados desde allí al exterior.

"Nosotros resolveríamos el traslado en dos trenes por semana. A la disminución de la frecuencia se agregaría una mayor seguridad en casos de accidentes que es muy superior a la de un camión", sostuvo Bajda, que ayer abrió un encuentro con la prensa para informar sobre puntos específicos de la seguridad de la planta que conduce (ver aparte.)

En tanto, en Plaza Huincul aseguran que hay un riesgo potencial para la producción de la planta si el precio internacional del metanol, sostenido hasta el momento por las guerras y transiciones en medio oriente, llegase a bajar.

"En este caso, los costos de transporte serían difíciles de sobrellevar y el negocio ya no seria rentable", culminó el jefe de la planta.

Nota asociada: "Más segura que un banco"  

Nota asociada: "Más segura que un banco"  


Comentarios


Advierten que sin tren, metanol corre peligro