Afirman que Scilingo participó voluntariamente de crímenes

Las acusaciones popular y particular en el juicio que se sigue en Madrid contra Adolfo Scilingo, afirmaron ayer que el ex capitán de corbeta argentino participó voluntariamente en los crímenes perpetrados durante la dictadura (1976-83), en su paso por la ESMA.

Cuatro de los diez abogados de la acusación que presentaron ayer sus alegatos, mantuvieron su pedido al tribunal, que preside el juez Fernando García Nicolás, de que condene al ex marino a 6.626 años de cárcel por los delitos de genocidio, terrorismo y tortura.

El lunes, la fiscalía de la Audiencia Nacional, principal instancia penal española, pidió 9.138 años de cárcel por genocidio y terrorismo para el ex marino, el primero en ser juzgado en presencia en un tribunal extranjero.

En la audiencia de ayer, la abogada Virginia Díaz afirmó que Scilingo, de 58 años, conocía el "plan sistemático criminal" que planificaban las Fuerzas Armadas que dieron el golpe militar del 24 de marzo de 1976. La letrada insistió que el ex marino, que fue responsable de automotores y electricidad en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) entre diciembre de 1976 y fines de 1977 y no como él afirma entre febrero de 1977 y marzo de 1978, se sumó de "forma voluntaria" al grupo de tareas 3.3.2.

Ese grupo llevaba a cabo secuestros, torturas y desapariciones en la ESMA, uno de los mayores centros clandestinos de detención de la dictadura.

El abogado Enrique Santiago subrayó que, tal como Scilingo confesó en octubre de 1997 ante el juez instructor de la causa, Baltasar Garzón -de lo cual se retractó después-, participó en dos vuelos de la muerte, pudo ver a jóvenes secuestradas embarazadas en el casino de oficiales de la ESMA y entregaba combustible cuando se lo pedían para lo "asados" denominación que los marinos daban a la incineración de cadáveres de personas secuestradas.

La ESMA era un "engranaje fundamental" de la represión ejercida por el régimen militar, sostuvo el abogado Juan Puig de la Bellacasa, para quien Scilingo ha sido "por acción u omisión" responsable de las muertes que allí se produjeron.

El abogado Carlos Slepoy aseguró que en Argentina se cometió un genocidio pues "se decidió exterminar" a un determinado grupo de la sociedad que rechazaba el modelo que pretendía imponer la dictadura.

 

(AFP)


Comentarios


Afirman que Scilingo participó voluntariamente de crímenes