Afirman que son seguros los bancos de la región

Así lo confirma un informe dado a conocer por ABA, que destaca que sólo el 1,15% de las entidades bancarias rionegrinas ha sufrido un ilícito en 1999, mientras que en Neuquén ese valor llega al 1,52%. Para tomar un valor de referencia, la media nacional se ubica en 2,45%, indicador muy bajo en relación con otros países. Pese a ello, los ilícitos contra entidades financieras crecieron el año pasado un 70% y más del 100% durante el primer trimestre del 2000.



La Asociación de Bancos de la Argentina (ABA) dio a conocer un amplio informe sobre seguridad de las entidades financieras en el país, en el que se puntualiza que tanto Río Negro como Neuquén poseen índices de siniestralidad de los más bajos cuando se los compara con los de otras provincias.

El informe remarca que en la Argentina, de cada 100 bancos, 2,45 han sufrido algún tipo de siniestro, un valor sumamente bajo si se lo compara con el resto de los países del mundo (ver nota aparte).

Estas estadísticas trabajan sólo "puertas adentro" de la entidad financiera, es decir que todo tipo de asalto o hurto que suceda fuera de las instalaciones de los bancos no se registran en las mismas.

Para el caso de Río Negro y Neuquén, el índice de siniestralidad se ubica en 1,15 y 1,52 respectivamente, cifra muy por debajo de la media nacional y de otras provincias como es el caso de Entre Ríos o San Juan, que presentan índices superiores al 5%.

Otra realidad

Sin embargo, la sensación térmica que registra la población al hablar del sistema bancario y su seguridad es totalmente distinta de lo que muestran estas estadísticas.

La masacre de Ramallo todavía está fresca en la retina de muchos argentinos.

Pero las estadísticas también reflejan la "otra realidad". Al analizar la evolución que han tenido los delitos en la Argentina se observa que durante 1999 existieron 171 ilícitos contra entidades financieras, lo que muestra un crecimiento del 70% cuando se lo compara con los niveles del año anterior.

Y más acordes con la realidad son las estadísticas del primer trimestre del 2000.

El informe de ABA destaca que en ese período se produjeron 32 delitos contra bancos y entidades financieras, lo que marca un sensible incremento respecto de los 15 ilícitos registrados en el primer trimestre de 1999. Nada más ni nada menos que un 100% más.

Pese a este incremento, la aplicación de estrictas medidas de seguridad dispuestas por el Banco Central permitió una drástica disminución de los montos perdidos, ya que se pasó de 3,6 millones de pesos en el primer trimestre del 1999 a no más de 1 millón en el mismo período del 2000.

Esto fue posible por la disminución de efectivo disponible en la ventanilla de cajeros, cosa que no siempre se cumple.

En la región existieron, hace días atrás, dos casos de robos de este tipo. Uno con éxito, en Bariloche, y otro, frustrado, en Roca.

El informe de ABA señala entre otros valores interesantes aquellas provincias que muestran mayor índice de siniestralidad. Entre ellas se encuentran: Entre Ríos (6,67%), San Juan (5,36%), Mendoza (3,42%) y La Rioja (3,23%). Por su parte entre las más bajas se ubican: Santa Fe (0,40%), Chaco (1,12%) y Río Negro (1,15%).

Otro dato importante es que en la Argentina, con un índice de bancarización cercano al 30%, el flujo diario de público que transita por las filiales en la mayoría de las capitales de provincia asciende a unas 2.000 personas, contra 25 personas diarias promedio en España.

En este último país, los índices delictivos son mucho mayores que en la Argentina.


Comentarios


Afirman que son seguros los bancos de la región