Agente de la SIDE contradijo defensa de Galeano





Actualizado a las 20:50

BUENOS AIRES (Télam).- Un alto jefe de la SIDE afirmó hoy que la orden de pagar 400 mil pesos al acusado Carlos Telleldín en la causa AMIA partió del ahora suspendido juez federal Juan José Galeano, a quien volvió a acusar por abandonar la investigación de la bautizada "pista siria". Tras escuchar a todos los testigos previstos para hoy, el jury de enjuiciamiento pasó a un receso hasta el 14 de julio, cuando comenzarán los alegatos.

"La SIDE pagó ese dinero en dos veces porque lo pidió el juzgado, para que Telleldín firmara una declaración en la que afirmaba que los policías bonaerenses lo extorsionaron y se llevaron la camioneta; es una hipótesis que no cerraba por ningún lado", declaró el director de Contrainteligencia de SIDE, Antonio Stiusso. Poco antes, su ex jefe durante el menemismo, el ex "señor 5" Hugo Anzorreguy se sentó ante el jury de enjuiciamiento que debe decidir el destino de Galeano, pero se negó a declarar como testigo.

Anzorreguy y los ex miembros de la Secretaría de Inteligencia durante su gestión Patricio Finnen, Alejandro Brousson y Héctor Maiolo se ampararon en su derecho a no declarar bajo juramento de verdad, ante el riesgo de autoincriminarse en un delito.

Es que todos están sospechados de haber participado de ese operativo secreto de pago a Telleldín en 1996 y están citados a prestar declaración indagatoria por ello en el juzgado federal de Claudio Bonadío, a cargo de una causa por irregularidades en AMIA. El silencio del ex "señor 5" dejó sin respuesta la incógnita sobre quién ordenó pagar a Telleldín, ya que Galeano aseguró que esa iniciativa provino del entonces jefe de los espías, algo negado por Anzorreguy en el juicio oral a la conexión local, el año pasado.

El único que quedó fuera de sospecha al término de ese juicio en el que se absolvió a todos los acusados fue Stiusso, quien al momento de esa maniobra pertenecía a otro sector de la SIDE, enfrentado con quienes impulsaron la pista policial bonaerense. "No fue una operación de inteligencia", advirtió Stiusso y salió al cruce así del principal argumento de defensa de Galeano. En una extensa declaración, que en muchos puntos fue similar a la que brindó en el juicio oral, Stiusso aseguró por ejemplo que fue falsa la denuncia que hizo Galeano por el robo de un video de su despacho.

Stiusso aseguró que esa cinta que mostraba al juez negociando con Telleldín una confesión tenía una copia que se guardaba en la SIDE y que esta fue la que se filtró a la prensa. "El video que se difundió públicamente donde se ve al juez negociando con Telleldín, era la copia que teníamos en la SIDE, no la del juzgado. Por eso Galeano le preguntó a mi superior cómo era que esa cinta se había filtrado a los medios", agregó.

El espía se refirió también a la conocida "pista siria" referida al descendiente de sirios Alberto Jacinto Kanoore Edul. "Una delegación del FBI que visitó la Argentina en 1998, se sorprendió de que Kanoore Edul no estuviese preso; al juzgado no le interesaba esa punta de la investigación, pese a todo lo que se podía trabajar sobre ella", opinó.

También desmintió que la SIDE haya perdido 66 casetes con escuchas telefónicas a Telleldín y aseguró que fueron destruídos. "Una vez que el material se explota, las directivas son muy precisas: hay que destruirlos. La normativa estaba vigente y así lo hicimos", se explayó. Además de los espías pasaron como testigos por la sala de audiencias el ex ministro de Justicia Ricardo Gil Lavedra, quien formó parte de una comisión de juristas que elaboró un informe sobre el caso a pedido de AMIA y DAIA.

as entidades "no manifestaron su disconformidad con Galeano" sino con "otras cosas", apuntó. También los ex legisladores César Arias y Raúl Galván, ex miembros de la Comisión Bicameral de seguimiento de la causa AMIA en el Congreso, negaron haber sabido del pago a Telleldín y de otras irregularidades. Ambos admitieron que el desempeño del juez, en una primera etapa, parecía "correcto", aunque esa opinión fue variando a lo largo del tiempo, cuando empezó a verse "que no había avances significativos" en la pesquisa.

Gustavo Cristofani y Javier Helou, secretarios del juzgado federal 10, que estuvo a cargo de Gustavo Literas y fue subrogado casi cuatro años por Galeano, tuvieron comentarios elogiosos hacia el magistrado, aunque negaron todo tipo de conocimiento sobre la causa AMIA. La lista de testigos se completará cuando se reanude el juicio, con la declaración de Marcelo García, abogado de uno de los que figuró como imputado en el sumario por el ataque a la mutual judía y César Fernández, quien habría actuado con Telleldín en ilícitos vinculados a la reducción de automotores.

Antes de concluir la audiencia celebrada en la planta baja del Palacio de Tribunales, el defensor de Galeano, Mariano Macial, se quejó del tiempo que el jurado otorgó a las partes para sus alegatos. "Es imposible contestar todos los cargos en dos horas", vociferó Maciel y pidió al menos duplicar ese tiempo. El presidente del jury, el ministro de la Corte Suprema Augusto Belluscio, dilató la respuesta para el reinicio de las audiencias, fijado para el 14 de julio con los últimos testigos y alegatos.


Comentarios


Agente de la SIDE contradijo defensa de Galeano