Aguirre no reconoció al atacante pero identificó patrulleros e hidrantes de la policía



El crimen del militante

Nelson Aguirre, uno de los jóvenes que resultó herido en los incidentes entre ferroviarios del miércoles, aseguró hoy que no logró reconocer al atacante en las imágenes que le mostró la jueza que investiga el caso y señaló que había patrulleros y carros hidrantes de la Policía en la zona del ataque que “pudieron haber evitado esta emboscada”.

Además, el joven que recibió dos heridas de bala durante los incidentes del miércoles en los que cayó muerto el militante del Partido Obrero Mariana Ferreyra calculó que el atacante disparó “a no más de treinta metros” de distancia de los manifestantes. “Escuche alrededor de seis o siete (disparos) por lo menos”, recordó el joven que se reponía satisfactoriamente de las lesiones.

En diálogo con radio Mitre, el joven reveló que al escuchar el primer disparo temió “que fuera de la Policía, porque en la primera agresión la policía bonaerense estaba cerca” de la zona donde se produjeron corridas cuando un grupo de la Unión Ferroviaria resistía la presencia de manifestantes del PO.

Aguirre destacó que en su declaración testimonial de anoche ante la jueza Susana Wilma López efectuó “un relato con la cronología de los hechos, que es más o menos la que se dice en los medios”.

“Al ver algunos videos que me han mostrado se ve la ubicación de la Policía y efectivamente que con una absoluta pasividad ante el avance de la patota permite luego que nosotros seamos emboscados por detrás”, remarcó. Y, recordó que “los patrulleros estaban a media cuadra del terraplén frente a donde estaba la patota. Había tres, además había dos o tres carros hidrantes que nosotros no los habíamos visto”.

Pero, resaltó que “cuando fue lo de la agresión la Policía había desaparecido del lugar”. “En el video se ve que los patrulleros y carros hidrantes estaban en un lugar que podían haber evitado esta emboscada”, remarcó el joven.

Aguirre volvió a criticar “el método no solo de la Unión Ferroviaria, sino de otros sindicatos, como es la contratación de grupos violentos, de patoteros, patovicas y barras bravas”. En ese sentido, señaló que esos grupos “en el caso que sea necesario están dispuestos a hacer cualquier cosa y eso significó la perdida de nuestro compañero Mariano” Ferreyra.

Respecto del atacante armado, dijo que tenía “una imagen de una persona saliendo de la patota a disparar” y lo recordó como “un hombre robusto, de civil, con camisa manga corta azul”.

“Con la ayuda de videos o fotos quizás pudieran identificarlos pero me mostraron fotos y no logre identificarlo como quien sale a disparar”, lamentó. El joven aseguró que “después la justicia determinará si tengo que participar de una ronda de reconocimiento o no”.

Calculó que el atacante “estaba a no más de treinta metros” del grupo contra el cual disparó su arma. “Estuvimos declarando hasta tarde, aportando todos los datos que considerábamos útiles que pueden llevar al esclarecimiento de esta masacre”, acotó.

Aguirre reiteró el reclamo del grupo por un “trabajo estable y genuino” para los ferroviarias y señaló que estaba “preocupado por la salud de la compañera que está internada”, en alusión a Elsa Rodríguez quien sigue hospitalizada en terapia intensiva grave en el barrio de La Boca por un balazo en la cabeza.

Agencia DyN


Comentarios


Aguirre no reconoció al atacante pero identificó patrulleros e hidrantes de la policía