“Ahora la Fórmula 1 me aburre bastante”

Llegó ayer y habló de todo



El talento no pudo con la falta de recursos. Insistió e insistió, hasta que se dio por vencido. El personaje en cuestión, Norberto Fontana, es el mejor piloto argentino de las últimas décadas. Pasó por la Fórmula 1 sin tener la posibilidad de elegir cuando subirse. Le ganó hasta que se cansó a Ralf Schumacher, Jarno Trulli y otros tantos pilotos que hoy cobran fortunas en la máxima categoría.

Pero la falta de apoyo lo marginó de poder ganarle a los mejores. Igual, lo tiene guardado como uno de los puntos salientes de su notable campaña.

En una breve visita a Roca, para promocionar la prueba del TC-2000 que se disputará el 4 de abril, habló como nunca de la Fórmula 1, del dominio de Ferrari y Michael Schumacher; de los rivales del alemán, y de los argentinos que intentan llegar.

– ¿Te divierte la Fórmula 1?

– No la sigo mucho porque ando para todos lados con el TC-2000 y el TC, no me sobra el tiempo. Cuando puedo la miro, pero me aburre bastante. Yo pensaba que este año, con algunos cambios que se hicieron iba a estar más pareja. Con los resultados puestos, está claro que me equivoqué, todo sigue igual.

– No hay cómo parar a Ferrari y a Michael Schumacher…

– Creo que son una fórmula perfecta. Ferrari es lo que es en la actualidad gracias a Schumacher y la gente que el alemán se llevó de Benetton. Más todo el agregado que se le hizo después.

– ¿Son casi perfectos?

– La clave de muchas pruebas estuvo en la perfección del equipo en elegir la táctica adecuada, en contar con el mejor piloto. En fin…

Se entusiasma con el tema. Afirma convencido que “los dos se conjugan. Ferrari tiene un buen diseñador de auto hoy indispensable. Y quién puede discutirlo a Schumacher”.

Apunta a monólogo cuando destaca que “es difícil distinguir a un piloto de Fórmula 1 porque los autos hacen todo tan bien que ni siquiera alcanzás a ver un derrape. Schumacher marca la diferencia a la hora de clasificar. (Rubens) Barrichello en Australia hizo un 'tiempazo'. Salió Michael y se lo bajó”.

Tampoco duda cuando afirma que “Schumacher no es un piloto espectacular, que se lo ve de costado. Es de estilo diferente a (Juan Pablo) Montoya o (Fernando) Alonso”.

– ¿Alonso es el piloto del futuro?

– Es difícil ser tan categórico. Tiene pasta. No sé si es más que Montoya, pero me gusta. Estando lejos es difícil abrir un juicio. ¿Viste un avión de guerra?

– Sí, ¿por qué?

– Un Fórmula 1 es lo mismo, sólo que no levanta vuelo, va por la pista. A mí me preguntaban porque no arriesgaba. Yo arries-gué todo, no tuve tiempo para poner a punto un auto que es como un Mirage. Tenía treinta vueltas el viernes y la clasificación, encima en un auto con la puesta a punto de otro piloto, traté de manejarlo.

– Fue muy bueno…

– Gracias (dibuja una amplia sonrisa). La caja de cambios, los diferenciales, el ace

lerador, todo eso se hace poniéndolo a punto. No tuve la oportunidad, como la puede tener un Schumacher.

– ¿Qué faltó aparte de apoyo?

– Cinco mil kilómetros de prueba, poner el auto a mi gusto. Seguro que hubiera rendido mucho más.

¿Te pesó ser argentino?

– No me ayudó porque para la Fórmula 1 no es negocio tener argentinos. Fijate, BMW es Alemania; Ferrari es Italia; las principales escuderías están en Inglaterra. La tevé digital está vendida a todo Europa. ¿Nosotros…?

– Cuando lo ves al menor de los Schumacher, ¿qué pensás?

– Ralf Schumacher perdió muchas veces con Fontana, pero eso es historia. No me da bronca

– ¿Ganaste plata afuera?

– Sí. Gané plata y buena. Me fui de Arrecifes andando en un ciclomotor en el '92 y me senté cinco años después en un Fórmula 1. Ralf Schumacher salió de otro lado, no hay punto de comparación. Es más mérito el mío, estoy convencido.

– Si te dieran la oportunidad, ¿volverías a repetir los mismos pasos?

– Sí, con mi viejo al lado como cuando nos fuimos afuera por primera vez. Hoy también es bravo, porque no estamos uno a uno con el dólar. Cada uno que se va a probar suerte tiene su mérito. Tenemos que estar orgullosos de tener chicos afuera.

– Pero sin apoyo

– A mí me pasó lo mismo. Siempre me manejé en base de resultados. Igual, hubo gente de acá que me ayudó, pero mucho más de afuera.

– ¿Te arrepentís de algo?

– No hice nada mal. Es difícil explicarlo. Yo no elegí subirme o bajarme. Vi la posibilidad y la encaré. Lo de Tyrrel en el '98 fue un golpe bajo, estaba hasta el contrato firmado y el equipo se vendió. Lo pasado pisado.

– De los argentinos que están afuera, ¿qué opinás?

– “Pechito (por José María López) es el mejor, lo pongo en primer lugar. Quemó varias etapas, ganó. Está más reconocido afuera que acá. Está pasando un momento donde lo “franelean”. Que entra…, que no… el ACA y todos nosotros miramos para otro lado, cuando el pobre pibe está pidiendo a gritos que lo ayudemos.

– Un consejo para los que andan con ganas de irse afuera

– Yo, si tuviera que elegir, si hay que llevarlo de una a un piloto, lo meto en la Fórmula Ford inglesa. Si ya tiene experiencia en monoposto, a la Fórmula Renault Europeo.

– ¿Sirve la Fórmula Renault Argentina?

– Todo sirve. Mientras tenga un volante, cuatro ruedas y un motor, ayuda. Es importante.

 

Raúl Bernal

rbernal@rionegro.com.ar

Nota asociada: El TC 2000 en el máximo nivel Infograma: Sin casco  

Nota asociada: El TC 2000 en el máximo nivel Infograma: Sin casco  


Comentarios


"Ahora la Fórmula 1 me aburre bastante"