Ahora pueden ir a clase, pero en una guardería



ALLEN (AA).- Los niños del jardín de infantes ubicado en el barrio Norte de Allen que no pudieron iniciar el ciclo escolar de este año por falta de espacio en las instalaciones del establecimiento, recién a partir de esta semana lograron retornar a las aulas pero en una guardería municipal. Alrededor de una treintena de chiquitos de 5 años que asiste a una de las salas del jardín Nº 36 tendrán clases frente a la institución, donde funciona la guardería de la Municipalidad, porque aún ni siquiera se conoce la fecha de iniciación de las obras de ampliación previstas para el establecimiento. Otros tantos pequeños, de 4 años y que fueron inscriptos en forma condicional, deberán seguir esperando hasta que se realicen estos trabajos.

No obstante, el funcionamiento de una de las salas del jardín de infantes en una guardería no es novedad porque este procedimiento se viene realizando, con autorización de las autoridades educativas, desde los últimos años.

Mónica Mannozzi, la directora del jardín, comentó que las instalaciones de la guardería estaban siendo acondicionadas y por esta razón se demoró el comienzo de las clases para los niños pertenecientes a una de las salas de 5 años. Sin embargo, es de esperar que el frío aún se haga esperar, porque en forma provisoria deberán utilizarse en la guardería artefactos eléctricos para calefaccionar el lugar, dado que las conexiones de gas aún no fueron autorizadas, se informó.

“Nos solidarizamos unos con otros y entonces cedimos nuestras instalaciones para que el personal de la guardería pueda venir al jardín a preparar el almuerzo y la merienda de todos los chicos que ellos cuidan porque todavía no cuentan con el gas”, indicó.


Comentarios


Ahora pueden ir a clase, pero en una guardería