Ahora quieren proteger la cuenca del Plata



MONTEVIDEO.- Uruguay se lanza a la búsqueda de un compromiso de protección ambiental regional tras dar vuelta la página al dilatado conflicto con Argentina por la instalación de una planta de celulosa en la vera uruguaya de un río limítrofe, con un acuerdo de monitoreo conjunto. Es momento de “lanzar una discusión pública sobre la necesidad de que Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay construyan una nueva geopolítica de cooperación y desarrollo”, subrayó el vicecanciller uruguayo Roberto Conde. En tal sentido, Uruguay aspira ahora “a adoptar medidas comunes de investigación, diagnóstico y protección de toda la cuenca del Plata (quinta cuenca hidrográfica más grande del mundo y principal sistema de alimentación del acuífero guaraní), que es nuestra fuente de vida y cuya situación es alarmante”, advirtió Conde. Las proyecciones se trazan luego del acuerdo suscrito el miércoles en Buenos Aires. Se permitirá abordar “un trabajo enorme de protección y recuperación de la cuenca del río Uruguay” mediante un proyecto científico “muy ambicioso en el campo industrial, agropecuario y de desarrollo urbano”, destacó Conde. La controversia originada a raíz de la instalación de una pastera de la empresa finlandesa UPM (ex Botnia) llegó hasta los estrados de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, máxima instancia judicial de la ONU. (AFP)


Comentarios


Ahora quieren proteger la cuenca del Plata