Ahora tampoco, je, je

Sorpresivamente Aguilar y Ramón volvieron a verse. Díaz rechazó la oferta y se quedará en el América.



¿Un nuevo desplante? Parece serlo, aunque los protagonistas en cuestión bajan los decibeles y sólo hablan de "una reunión de consulta". Lo cierto es que sorpresivamente José María Aguilar y Ramón Díaz volvieron a juntarse, pero el riojano le habría hecho saber a quien fuera alguna vez su archienemigo que aún no está dispuesto a volver a River.

Hace alrededor de un año, antes de que desembarcara Diego Simeone, el "Pelado" jugó a las escondidas con Aguilar y finalmente lo dejó mal parado, al rechazar el ofrecimiento de ser el técnico "millonario" y quedarse en San Lorenzo, un club con el que había dado la vuelta olímpica. Claro, mientras el riojano coqueteaba en ambos frentes apareció Marcelo Tinelli, puso un billete arriba del otro, prometió refuerzos para la Libertadores y se quedó con el DT más codiciado.

Ayer Díaz y Aguilar se vieron las caras otra vez en una oficina de Puerto Madero. Según contaron algunas fuentes, el primero en aparecer de la comisión directiva fue Mario Israel, pero después desembarcó el presidente. Para algunas versiones, Díaz le dijo nuevamente que no porque cumplirá su contrato con el América mexicano (le queda un año).

"Habrá sido una reunión de consulta", fue muy cauto Héctor Grinberg. "Sé que José (Aguilar) habló hace una semana por teléfono con Ramón cuando estaba en el campo, para consultarlo, como también consulta con Enzo Francescoli u otro referente", dijo el mismo dirigente.

La noticia no deja de sorprender, sobre todo porque en el entorno de Aguilar decían que "jamás volvería a llamar a Ramón después de aquella madrugada". Se referían a unos días después de la renuncia de Daniel Passarella, cuando Aguilar e Israel fueron hasta la casa del riojano para pedirle el retorno. "José María se fue a dormir a las tres de la mañana con la confirmación de que Ramón era técnico de River y se despertó a las ocho informándose de que seguía en San Lorenzo", recordó uno de los dirigentes.

Tras eso, Aguilar más de una vez salió con los tapones de punta contra el entrenador riojano.

Lo cierto es que el encuentro es un golpe de efecto, cuando River marcha último en la tabla y su primo odiado, el Boca de Ischia, está primero y es el máximo candidato a salir campeón.

Claro, Aguilar salió otra vez mal parado y ahora su ojo no deberá fallar en la elección del nuevo candidato. Tiene varios, con diversas características y pretensiones (ver aparte). Habrá que ver.


Comentarios


Ahora tampoco, je, je