“Aislada, poco efectiva e interesada”

No se puede rechazar. Pero la decisión presidencial de restablecer los reembolsos para las exportaciones de productos primarios por puertos patagónicos tiene el efecto de un analgésico para un enfermo en grave estado. Esos reembolsos son una antigua reivindicación de los sectores productivos como mecanismo de promoción de las economías regionales, para mejorar la infraestructura portuaria y los niveles de rentabilidad para los exportadores y, sobre todo, para los productores, aunque esto último ha tenido escaso o nulo efecto. Habían sido reducidos en forma paulatina, hasta una mínima o nula expresión. La rehabilitación de estos incentivos por medio de un decreto de necesidad y urgencia, y por un tiempo limitado (cinco años), en el medio de una durísima campaña electoral, desnuda una intencionalidad que podría ser disimulada si la medida tuviera un mayor efecto sobre la profunda crisis que afecta a la fruticultura. Pero lanzada en forma aislada la medida es poco efectiva. Si hubiera una decidida actitud de aliviar la angustiante situación de la actividad, además del reembolso se deberían tomar algunas medidas, aunque fueran de coyuntura, que permitan reacomodar las tareas culturales y la situación de los chacareros, para salvar, aun en una reducida expresión, la producción de los frutos de los valles patagónicos. Jorge Ocampos – Legislador de CC-ARI

Jorge Ocampos – Legislador de CC-ARI


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora