Al camionero le preocupa el “cambio de política”





BUENOS AIRES.- La CGT que encabeza Hugo Moyano volvió ayer a marcar sus diferencias con el gobierno nacional al denunciar una “escalada” de “represiones” en distintas protestas como la de ex soldados de Malvinas, contra las minas en Catamarca y el caso de los camioneros en Chubut. “La CGT manifiesta su rechazo y su preocupación frente a una escalada que esperamos no sea un cambio en la política de persuasión y de respeto irrestricto a los derechos humanos que pretendemos siga siendo una política de estado”, advirtió un comunicado con la firma de Moyano y de Julio Piumato. De esa manera, la central obrera profundizó su distanciamiento de la Casa Rosada en un tema sensible para la administración de Cristina Fernández como la represión de las protestas. “A la CGT le preocupa este aparente cambio de política”, señaló el texto de la central considera. En ese contexto, la CGT manifestó su rechazo frente “a las represiones a los trabajadores camioneros en Chubut, al pueblo catamarqueño que protestaba contra las minas a cielo abierto, ahora se suma este nuevo hecho reñido con el respeto a los Derechos Humanos y con las políticas implementadas por el gobierno nacional desde el año 2003”. Por eso, Moyano hizo “un llamado” al gobierno “para que retomen el ejercicio del diálogo social como fórmula de encauzar cualquier tipo de conflicto y despeje las dudas despertadas por estas acciones respecto a un cambio en la conducta del Estado en el tratamiento de los reclamos. (DyN)


Comentarios


Al camionero le preocupa el “cambio de política”