AHORA: la Corte rechazó la candidatura de Weretilneck

Al cielo, al infierno

River superó 2-1 a Independiente, es líder y sueña. El Rojo podría bajar a la B Nacional esta noche.



1
#

AP/DyN(Foto: Iturbe rompió el cero y empezó a complicarle la tarde a Independiente, que quedó al borde del abismo. El Millonario alcanzó a Newell’s en la cima del Final. )

2
#

En un clásico lleno de tensión y dramatismo, River se subió a la punta del Final al ganarle 2-1 a Independiente, que quedó al borde del abismo, a tal punto que hoy podría perder la categoría, si Argentinos supera a San Lorenzo.

La producción del Millo fue a pura contundencia y festejó por los goles de Iturbe y Lanzini, para seguir soñando con salir campeón. El Rojo dio un paso fatal y tras el segundo gol, algunos de sus hinchas rompieron el alambre de la tribuna Centenario al ver que se apagaba la ilusión de mantenerse, como toda su rica historia, en la A.

El rendimiento del Diablo tuvo demasiados altibajos y si bien le generó peligro a River la victoria local nunca estuvo en riesgo.

El dueño de casa puso más gente en ataque y desnudó problemas defensivos del Rojo, que tuvo también sus chances, como un cabezazo de Fredes que fue a las manos de Barovero y un disparo que terminó mal de Montenegro.

A los 21, en una salida fallida de Fredes, Funes Mori jugó con Lanzini, un rebote en el Melli y la pelota que le cayó a Iturbe, sin marca, para definir ante Rodríguez. Independiente sintió el golpe y tuvo dos chances una de Miranda que Barovero que sacó con esfuerzo sobre el travesaño.

En la segunda mitad, River se plantó de contra y aprovechó a los 18 una corrida de Iturbe por derecha, y tras un centro atrás Lanzini definió junto a un palo.

Allí sufrió con el canto “vos sos de la B” que emergía de la tribuna de enfrente e hinchas exaltados rompieron el alambrado y se colaron al alero que entolda la parte baja y tras dos minutos con el partido detenido, Saúl Laverni lo reanudó al tiempo que la situación se calmaba. Tardó el Diablo en reaccionar y a los 44 apareció el Rolfi con un disparo cruzado desde fuera del área para el 2-1.

En los cinco que quedaron con el adicionado, el Rojo intentó una y otra vez con centro sumando a arquero Rodríguez como delantero. No alcanzó. Fue el un clásico con aspiraciones distintas. River sigue creyendo, Independiente se escurre hacia el destino tan temido.


Comentarios


Al cielo, al infierno