Al contrario de Neuquén, Mendoza licita la red policial

Para adquirir el sistema de comunicación, la provincia cuyana lanzó una compulsa.



NEUQUEN (AN).- El controvertido plan de seguridad del gobierno no termina de dar que hablar. Mientras en Neuquén se eludió la licitación pública para adquirir el costoso sistema de comunicaciones que utilizará la Policía y se justificó la decisión por la supuesta confidencialidad del tema, en Mendoza se está llevando a cabo una compulsa pública, en la que participan empresas de primer nivel y el proceso es auditado por la Universidad Nacional de Cuyo y la ong Poder Ciudadano.

Aunque es poco lo que se ha informado oficialmente sobre el plan de seguridad, el gobernador Jorge Sobisch reconoció que se trata de una inversión de 50 millones de dólares.

El programa incluye la compra de dos helicópteros, 200 patrulleros, un moderno sistema de comunicaciones, además de videocámaras que serán instaladas en lugares céntricos de la capital neuquina.

El tema se conoció a raíz de un pedido de informes presentado en febrero pasado por los diputados Carlos Moraña, Beatriz Kreitman y Raúl Radonich. Solicitaban al entonces ministro de Seguridad, Luis Manganaro, que informara sobre la presunta compra directa a la empresa Damovo de un equipo de comunicaciones cuyo costo en un principio se estimó en 10 millones de pesos y más tarde en 20 millones de dólares. La información nunca llegó pero en un contacto personal con diputados, Manganaro arguyó que se trataba de temas en los que se impone la "confidencialidad", para evitar que los delincuentes conozcan el sistema que busca controlarlos.

En Neuquén, el sistema de comunicaciones y de videocámaras se adjudicó a la empresa Damovo, cuyo presidente, José Manuel Requejo García, integra la comisión directiva de Boca, que preside el socio político del gobernador Jorge Sobisch, Mauricio Macri.

Los diputados Ariel Kogan y Jorge Conte (PJ) revelaron que hay vasos comunicantes entre Damovo y Temux, la empresa que según Sobisch estafó al Banco Provincia de Neuquén en 20 millones de pesos.

En realidad, lo que está ocurriendo por estos días en Mendoza contradice todos los argumentos esgrimidos por los neuquinos. Las autoridades mendocinas elaboraron un pliego de licitación para cubrir la provisión del mismo equipo que acá se adjudicó a Damovo. Se trata de la licitación 1.269 del 2005, que puede ser consultada en el sitio www.compras.mendoza.gov.ar.

A despecho de la confidencialidad invocada aquí, el pliego mendocino es resultado del trabajo de un equipo multidisciplinario que integran el ministerio de Seguridad y la cátedra de Comunicaciones de la universidad cuyana. Poder Ciudadano realiza la auditoría de todo el proceso.

La supuesta escasez de la oferta por la sofisticación de los equipos, otro de los argumentos esbozados por las autoridades neuquinas, también aparece desmentido en la licitación de Mendoza, de la que participan siete empresas multinacionales asociadas en tres UTE.

Se trata de alianzas lideradas por Telefónica, Telecom y Telmex.

Damovo participó también en la compulsa pero finalmente se abstuvo de presentar ofertas.

Problemas con la frecuencia

NEUQUEN (AN).- Uno de los problemas del plan de seguridad del gobierno es que no llega a funcionar. En septiembre pasado, la ministra de Seguridad y Trabajo, Susana Arévalo, endilgó al gobierno nacional las trabas que impiden el lanzamiento del programa.

La funcionaria indicó que el nuevo sistema de comunicación necesita de una resolución que habilite el uso de la frecuencia de 400 megahertz, pero que desde hace cuatro meses el secretario de Comunicaciones de la Nación tiene el expediente "sobre su escritorio".

Un especialista en comunicaciones consultado por este diario, que pidió mantener su nombre en reserva, advirtió que las frecuencias son "un bien escaso" que en el caso de comunicaciones móviles para servicios de emergencia y seguridad nacional está normado por la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC).

Según indicó, la resolución 3.085 de 1999 reservó las frecuencias de la banda de 'trunking' de 800 Mhz para uso de las provincias. La sola excepción fue Buenos Aires a la que por falta de frecuencias disponibles y por el hecho de que ya tenía algunas con anterioridad, se le permitió continuar con el uso de frecuencias no normadas para este uso.

El tema no es menor porque en un paso posterior todo el país deberá estar interconectado. El principal objetivo del nuevo esquema de comunicaciones es el plan "911 Neuquén", que permitirá concentrar todos los llamados de emergencias. Pero en el caso de Neuquén, la proveedora Damovo le habría entregado equipos con una frecuencia no autorizada por la CNC.

Ante el hecho consumado, la provincia estaría pidiendo una excepción a la banda de 800 Mhz asignada. De allí las dificultades con la secretaría de comunicaciones.

Otro aspecto no menor del negocio concretado por Neuquén es que, a diferencia de lo establecido en Mendoza, no se sabe cuánto costará el mantenimiento del sistema.

El argumento de las autoridades neuquinas de que se trata de tecnología sofisticada de la que no existen proveedores, fue rechazada por el especialista. Dijo que en la compulsa mendocina, no sólo compiten varias empresas líderes, sino que existen tres sistemas de este tipo en operación en el país, algunos con más de 2 años de antigüedad.

¿Qué tiene de diferente Neuquén con Mendoza que parece haber dado todos los pasos en el sentido opuesto? El especialista ensayó una respuesta: "En Mendoza hay tres partidos fuertes que se controlan entre sí. No se puede decir lo mismo de Neuquén".


Comentarios


Al contrario de Neuquén, Mendoza licita la red policial