Al corte de energía le siguió uno de información

La interrupción del servicio en Junín y San Martín de los Andes duró 8 horas, pero no hubo una explicación del EPEN

SAN MARTÍN DE LOS ANDES (ASM) - Tras ocho horas de desinformación local, un cúmulo de versiones sobre el origen y la prolongación del corte, y múltiples muestras de bronca de los usuarios de la zona afectada, el suministro de energía eléctrica se reanudó para las ciudades de Junín y San Martín de los Andes minutos después de la cero horas de ayer.

Lo notorio fue la ausencia informativa del EPEN (Ente Provincial de Energía de Neuquén) en estas localidades, pues si bien puede ser razonable, en términos operativos, concentrar las respuestas oficiales en una sola oficina capitalina, el hecho de que un problema originado aquí y que afectó a 50.000 personas en estas tierras, deba depender de informaciones que llegan tarde, incompletas y desde lejos, deja una cierta sensación de desprecio por los ciudadanos del interior de la provincia.

El prolongado inconveniente se inició, al parecer, como consecuencia de un corto por el rozamiento de cables de la línea de alta tensión de 132 kilovoltios (kV) Alicura-Pío Protto, a la altura de estancia Cerro los Pinos, a unos 30 kilómetros al este de San Martín de los Andes.

Siempre según datos extraoficiales, el desperfecto se produjo por un rozamiento del tendido con unos pinares.

La descarga consecuente originó un incendio de bosque implantado y pastizales, que consumió entre 2,5 y 3 hectáreas, según se supo.

Sin embargo, a las 21:40 del miércoles, el boletín de prensa del gobierno provincial daba otra versión, según declaraciones del presidente del EPEN, Alejandro Nicola. Decía: "el suministro se encuentra momentáneamente suspendido en las localidades de San Martín y Junín de los Andes, debido a un incendio producido en un pinar que provocó una descarga eléctrica en las líneas que transportan el servicio".

La administradora del sistema eléctrico argentino, Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA), informó que "15:19 desenganchó la línea de 132 kV Alicura-Pío Protto (EPEN), debido a un incendio próximo a Junín de los Andes. Se registraron en total 10 (megavatios) MW de

cortes, en Junín de los Andes y San Martín de los Andes. La línea quedó en servicio 20:58 y los cortes quedaron normalizados a las 21:03", según el estado de situación informado ayer.

El EPEN, en este caso, es prestador de dos servicios: el de transporte en alta tensión y el de distribución en las ciudades.

Como fuere, serán las pericias las que deberían indicar qué provocó qué cosa primero, pero lo cierto es que el corte se extendió por más de ocho horas, en las que se trabajó a destajo con combatientes de Manejo de Fuego de la provincia y cuadrillas del propio EPEN.

Los trabajos y relevamientos de línea continuaban ayer.

De modo que no se reprocha la dureza de la fajina que debieron enfrentar los operarios, sino el curioso sentido de las proporciones informativas que maneja el EPEN.

 

Kafkiano

 

Pasadas las 10 horas del jueves y a pesar de insistentes llamados telefónicos, aún nadie del EPEN San Martín de lo Andes había informado oficialmente sobre lo sucedido. Entonces, esta agencia se comunicó con la presidencia del EPEN en la capital. Se informó que el titular del ente se encontraba en Buenos Aires y no estaba disponible de memento, pero que la información se concentraba en la gerencia de comunicación.

Este diario, ergo, se contactó telefónicamente con el responsable del área, quien se limitó a informar que no había recibido autorización del presidente del EPEN para suministrar una versión oficial sobre el asunto. Kafkiano.


Comentarios


Al corte de energía le siguió uno de información