Al final, el temido colapso energético no existió

Las empresas habían amenazado con cortes de luz.

CIPOLLETTI (AC) - Finalmente, las amenazas de cortes de luz con los que las empresas energéticas presionaron al gobierno a finales del año pasado no se cumplieron, a pesar de que Nación recién anunció esta semana la aprobación de aumentos en la tarifa de los generadores.

En Río Negro no existían fantasmas de cortes de luz, sino de racionalización y no para los hogares y comercios, sino para los grandes establecimientos frutícolas que, si bien no llegaron al punto más alto de su actividad, disponen por ahora de toda la potencia requerida.

En Neuquén el punto débil era la franja norte de la provincia, debido a que la actividad extractiva de hidrocarburos demanda gran potencia, pero hasta ahora no se ha informado sobre cortes de energía por este motivo e esa zona de la provincia.

A finales del año pasado se dijo que la posibilidad de que haya cortes de luz en el productivo extremo este del Alto Valle (con epicentro en Villa Regina) dependía de la central térmica Turbine Power, que desde Roca es el reaseguro de potencia para la red.

Ello, debido a que la red de media tensión de la estatal Transcomahue sufre la falta de inversiones acordes con el crecimiento de la demanda y precisa la inyección de potencia desde Turbine Power.

Habrá que ver qué ocurre en el puerto de San Antonio Este cuando se inicie la temporada más intensiva de exportación de frutas. La estación marítima rionegrina demandará este año más potencia (se esperan mayores exportaciones y hay nueva instalaciones) y la garantía para ello es una línea de 132 kV que viene de Chubut. Es la misma que abastece a Las Grutas y Viedma.

Además de las líneas de 500 kV (que son las que llevan la energía de las grandes centrales hidroeléctricas del Comahue a Buenos Aires) en la provincia de Río Negro hay tendidos de 132 y 66 kV.

A las operadoras de las líneas de 132 kV se las llama "distro" y son un puñado en el país. Entre ellas, está la estatal rionegrina Transcomahue y la empresa pública neuquina EPEN (como transportista).

El corazón del sistema eléctrico del Alto Valle y el Valle Medio es un tendido de 66 kV, de Edersa, que recorre toda la franja de ciudades entre Cipolletti y Choele Choel.

Esa línea de Edersa reciben aportes de una línea de mayor tensión (de Transcomahue) cada determinados kilómetros: uno en Roca y otro en Villa Regina.

La temporada frutícola ya está en marcha y los grandes galpones y frigoríficos pusieron a andar sus motores, sin que hasta ahora -al menos oficialmente- el sistema acusara déficit de potencia.

De todos modos, el fuerte de la actividad recién se espera para finales de este mes, ya que esta semana se inició la cosecha de Red Delicius, la más importante variedad de manzana.

Pero tampoco a nivel nacional se llegó al tan temido colapso energético que llevó temor a todos a finales del año pasado en el país.


Comentarios


Al final, el temido colapso energético no existió