Al final, Feudal rompió con el resto de la Alianza



Anoche, los concejales le quitaron su apoyo.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El conflicto político del municipio hizo eclosión anoche al cabo de una reunión en la que el intendente Atilio Feudal rompió lanzas en forma definitiva con el resto de la Alianza.

La presencia del gobernador Pablo Verani no alcanzó para construir el mínimo consenso esperable y quedó abierta una crisis institucional de final impredecible. El bloque de concejales oficialistas (integrado por tres radicales, dos del MUP y una edil del Frente Grande) le retiró el apoyo a Feudal, tras un áspero encuentro en el que no consiguieron imponerle condicionamiento alguno.

La pelea terminal entre el intendente y los ediles podría derivar en un proceso de revocatoria de mandato, algo que Verani no quiso apoyar formalmente. Aunque hubo silencios que hablaron por sí solos.

Luego de un largo debate que le insumió buena parte del día, la mesa de la Alianza local llevó al encuentro la propuesta de que Feudal renueve por completo su gabinete y acepte compartir en adelante las políticas de gobierno con la coalición.

La reunión esperada comenzó a las 20.15 en el hotel Panamericano y concluyó abruptamente a las 22, cuando los ediles y demás dirigentes aliancistas se levantaron y se fueron al comprobar que no habría conciliación posible.

"Tras escuchar la propuesta, Feudal no quiso saber nada y empezó a descalificarnos uno por uno -relató uno de los participantes-. Le pedimos disculpas al gobernador y nos fuimos".

Muchos creen que lo ocurrido fue suficiente para que también el gobierno provincial le retire el apoyo al intendente.

Ya desde antes de la reunión la presencia de Verani y también el ánimo de los dirigentes aliancistas imponían la adopción de una solución drástica a la crisis, sin nuevos atajos dilatorios.

Durante las últimas semanas la mesa local de la Alianza conformó un bloque homogéneo que ve a Feudal con desconfianza y no estaba dispuesta a aceptarle más compromisos verbales de cambio. Alentados por el diagnóstico del gobernador -que consideró "pésimos" los resultados alcanzados hasta aquí por el gobierno municipal- le plantearon entonces a Feudal la remoción completa de su actual equipo de gobierno, para reemplazarlo por un nuevo gabinete diseñado por la Alianza.

En ese nuevo cuadro el intendente quedaría como un jefe del Ejecutivo con el poder recortado de hecho, ya que en adelante debería gobernar concertando cada decisión política con el resto de la coalición, integrada el MUP y la UCR.

Los concejales pretendían además que Feudal asumiera este nuevo esquema de gestión por medio de un compromiso por escrito. Pero nada de eso resultó posible.

Por la mañana, Verani había reconocido que la encrucijada es difícil para Bariloche y que el cortocircuito parecía irremediable. Aclaró que no pretendía avasallar la autonomía municipal y dejó la solución al intendente y a los concejales "porque ya son mayores de edad".

Feudal escuchó desde un costado con gesto adusto, aunque varios de sus socios políticos dicen que "en el fondo él no reconoce los errores y cree que Verani habla para otros".

Una nutrida agenda

Como es de rigor en cada visita del gobernador, no faltaron ayer las inauguraciones y anuncios de nuevas obras. Durante la mañana Verani estrenó la red de agua del barrio El Vivero, donde viven 76 familias de escasos recursos y firmó acuerdos con el Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento para realizar tendidos similares en El Pilar I y II, Colonia Suiza y Villa Llanquihue.

La red de El Vivero se realizó a un costo de 34 mil pesos y las obras en los otros barrios insumirán 120 días con un costo conjunto de 230 mil pesos.

Más tarde el gobernador visitó junto a Ana Mázzaro las obras del CEM 105, que se construye en la esquina de Beschtedt y Fagnano, y almorzó con representantes de una veintena de juntas vecinales, donde escuchó fuertes reproches al intendente Atilio Feudal.

Por la tarde inauguró también los centros comunitarios de los barrios Omega y 153 Viviendas. Verani anunció, por otro lado, el compromiso asumido por la empresa Alusa SA para terminar antes del invierno la postergada obra de gas en la zona de Llao Llao.

Inauguran el paso internacional León-Manso

EL BOLSON (AEB).- El gobernador Pablo Verani inaugurará oficialmente hoy el único paso internacional seco que tiene la provincia: el paso León-Manso Ribera Norte ubicado a unos 80 kilómetros al norte de El Bolsón, en la comuna rural de El Manso. Por la tarde, el mandatario atenderá audiencias en la municipalidad local.

Verani, junto a su gabinete se trasladará a las 13 horas a la zona de El Manso donde dejará inaugurado el tramo final de la ruta provincial 83, que unirá el paraje Río Villegas con el vecino país a través del paso El León.

La empresa Viarse ya ha finalizado la construcción de 12 kilómetros de ruta y el mejoramiento de otros 31 kilómetros sobre la margen sur del río Manso.

El paso internacional que se habilita permitirá el tránsito de vehículos 4x4 y otros de menor porte, además de la asistencia sanitaria y alimentaria de los vecinos de la comuna chilena de Cochamó, ubicada a pocos kilómetros del paso.

Según se indicó, el camino que se inaugura tiene una calzada promedio de 4,50 metros y la empresa Viarse ha tenido que realizar la voladura de 9000 m3 de roca, además de construir alcantarillas y puentes sobre el Río Foyel y los arroyos Carro, Escuela 92, Seco y John. El sector recibe anualmente una importante cantidad de lluvias, mientras que en invierno nieva en abundancia.


Comentarios


Al final, Feudal rompió con el resto de la Alianza