Al final, no se cambia la hora 

El gobierno dio marcha atrás ante las numerosas opiniones en contra.

BUENOS AIRES (DyN) - Tras las voces de protesta que se alzaron, el gobierno nacional decidió mantener el huso horario que se viene utilizando y enterró el cambio de hora prevista a partir del domingo próximo.

Así lo acordaron ayer el secretario de Energía, Daniel Montamat, y senadores de distintos partidos políticos, habida cuenta de que la modificación hubiera derivado en un gasto de entre 7 y 10 millones de pesos.

Los argentinos debían retrasar el reloj una hora, con lo cual el gasto de electricidad iba a elevarse a partir de pasada la media tarde, sobre todo en el invierno, ya que a las 5 de la tarde hubiera sido de noche.

Los legisladores acordaron presentar de urgencia y tratar un proyecto para derogar la ley que habilitó la modificación, aunque de no llegar a sancionarse antes del domingo, Montamat aseguró que el Poder Ejecutivo suspenderá la norma "ad referéndum" de la decisión del Congreso.

Los legisladores explicaron que el cambio de horario que estaba previsto "les convenía a las provincias del sur y el oeste del país, que efectivamente producían un ahorro de energía", pero no a las del este, incluida la Capital Federal y el Gran Buenos Aires.

Consultado acerca de la posibilidad de establecer distintos husos horarios para las diferentes regiones, Montamat sostuvo que "ésa es una alternativa", a la cual, sin embargo, no le adjudicó muchas probabilidades.

"El hecho de que la Argentina se maneje con dos horarios tiene sus costos, pero a su vez es muy difícil conciliar un huso horario único que convenga al este y el oeste", afirmó el funcionario.

El proyecto de ley, que se descuenta tendrá rápida aprobación, ya cuenta con el apoyo de las dos principales fuerzas políticas y suspenderá la aplicación de la ley 25.155 que iba a regir hasta el 1 de octubre.

"Convenimos que en ese interín (el que regirá como consecuencia de la suspensión) haremos estudios técnicos para determinar el ahorro de energía que se produciría por el cambio de huso horario", señaló Montamat.

En realidad, los estudios los hará una consultora privada que será contratada para determinar si conviene o no mover las agujas del reloj. La ley que ahora se pretende suspender estipulaba el cambio de horario en marzo (se retrasaba) y en octubre (se recuperaba). 


Comentarios


Al final, no se cambia la hora