“Al hombre de a pie no le interesa con carácter prioritario la ley de Medios”





El ministro de Justicia de la Nación, Julio Alak, se encargó de difundir el 2/12/2012, en diálogo con el programa ultrakirchnerista “6, 7, 8”, que estábamos a cinco días de que se termine este calvario de que las leyes de la Nación no se puedan aplicar. El ver que una norma que tiene un nivel de consenso enorme en la Argentina no se cumple, está llegando a su fin. Para información del ministro pongo en su conocimiento que a la gente, al hombre de a pie, no le interesa con carácter prioritario la ley de Medios, que es un asunto irrelevante en atención a sus carencias diarias de trabajo, alimentación, salud, educación, seguridad, justicia y otros faltantes de igual entidad que el gobierno prescinde de satisfacer cuando en realidad es para lo único que ha sido elegido. La seguridad sobre todo, no obstante que nos quieran convencer de que el delito se redujo drásticamente, que el ciudadano puede andar a toda hora por cualquier lugar del país sin temores, la tediosa reiteración de que es una mera sensación promovida por “Clarín” y sus aliados, que el Instituto de la Corte lo reafirma, toda la información que se emite por cualquier medio pone de manifiesto lo contrario. El trabajo desapareció, sólo existe el empleo público reservado para los familiares, amigos y referentes de los dueños del poder. Nadie invierte en un país no confiable y sin inversiones no hay empresas que con seriedad, solidez e interés en el crecimiento de la Nación generen trabajo genuino. La salud es una burla que afecta sustancialmente a los más vulnerables, esto es a niños y ancianos. La televisión muestra despojos humanos que acuden a los centros del PAMI clamando la atención para su mal, ancianos vencidos llenos de dolor, y negociado tras negociado sus pesares son postergados hasta que el viejo se muere. La educación feneció hace tiempo en este desafortunado país. Sus hijos son ignorantes y semianalfabetos ya al tiempo de egresar de la escuela secundaria, meta que sólo alcanzan un puñado de los estudiantes. Cuando los que siguieron a los tropiezos culminan sus estudios terciarios o universitarios no entienden lo que leen y de allí la nula excelencia de médicos, abogados, ingenieros, arquitectos, etc., que egresan de universidades donde no aprenden y así los nuevos “profesionales” dan por muertos a niños que nacieron vivos, que lo construido se derrumba, que los abogados se han convertido en prestamistas para que la gente acabe arruinándose en los casinos que han prosperado sin límites difundiendo la adicción al juego y sus secuelas de pérdida de la dignidad personal, la violencia del robo y el hurto para conseguir esas monedas que acercan a las maquinitas, al suicidio. La justicia es el grito desesperado que se escucha en las calles llenas de gente que clama por las carencias ya enunciadas y otras como vivienda digna, agua potable; que basta con la impunidad de los poderosos, que se reconozcan mis derechos, que las víctimas son los verdaderos protagonistas de la multiplicidad de hechos violentos y atroces que hoy son tan comunes en esta sociedad donde los delincuentes se han confundido con el hombre de bien, sin contención ni custodia, pero que en los hechos dejó de ser; que así como sucedió con el Legislativo, la dama de la justicia forma parte del combo que unió en sus manos el que manda en cada jurisdicción, ese que ostenta impúdicamente su riqueza de miles de millones de moneda extranjera, de mansiones, cuentas en el exterior, viajes e hijos que estudian rigurosamente en un colegio foráneo. Por eso, Sr. Alak, está equivocado. La gente no está preocupada por el calvario de la ley de Medios, solamente pretende llegar al fin de cada día sin que le peguen un tiro por nada, ansía volver a su casa para comprobar que su mujer y sus hijos también corrieron su misma suerte, que nadie arrasó su hogar o violó a sus hijas y que su esfuerzo está recompensado con el alimento cotidiano, meta que hoy se ha convertido en toda una hazaña. Héctor Luis Manchini, DNI 7.779.947 San Martín de los Andes

Héctor Luis Manchini, DNI 7.779.947 San Martín de los Andes


Comentarios


“Al hombre de a pie no le interesa con carácter prioritario la ley de Medios”