Al menos 17 muertos en atentados en Irak

Afirman que es una respuesta a la ofensiva del gobierno.



BAGDAD (Télam/AFP/AP).- Al menos 17 personas murieron ayer en Irak, entre ellas nueve soldados iraquíes y uno británico, en tanto el Ministerio de Defensa anunció que detuvieron a 500 presuntos integrantes de la resistencia en Bagdad.

El principal atentado ocurrió al sur de Bagdad, donde un coche bomba estalló en un puesto de control del ejército iraquí y causó la muerte de 9 soldados y heridas a otros tres. “Nueve militares fueron muertos y otros tres heridos cuando un kamikaze se lanzó con un cochebomba contra un puesto de detención del ejército entre Yusufiya y Mahmudiya, a menos de 20 kilómetros de Bagdad”, informó el Ministerio de Defensa, citado por la agencia ANSA.

Por su parte, un soldado británico murió y al menos cinco fueron heridos al estallar un cochebomba al paso de un patrulla militar del Reino Unido en la provincia de Maysan, cerca del puerto iraquí de Basora, según informó el Ministerio de Defensa del Reino Unido.

A su vez, en Madaien, 30 kilómetros al sur de Bagdad, la explosión de un cochebomba mató a un funcionario del Ministerio del Interior y a dos civiles e hirió a otras nueves personas.

El atentado se produjo al paso de “una caravana que transportaba personal de seguridad del Ministerio del Interior”, consignó una fuente de esa cartera. Además, dos personas murieron y seis resultaron heridas al explotar un cochebomba en cercanías del Ministerio de Petróleo, en Bagdad.

Otros dos iraquíes murieron y nueve fueron heridos en un ataque suicida con cochebomba lanzado contra un convoy estadounidense en Touz Kourmatou, 75 kilómetros al sur de Kirkuk, norte de Irak, frente a la sede de la Unión Patriótica del Kurdistán, el partido del presidente, Jalal Talabani.

En tanto, en la ciudad de Kirkuk, en el norte de Irak, desconocidos perpetraron un atentado contra un general de la policía. Según señalaron fuentes de seguridad, los agresores dispararon a la cabeza y el estómago de alto funcionario kurdo, quien fue hospitalizado co graves heridas.

La ola de ataques de la resistencia iraquí es una respuesta del grupo Al Qaeda de Irak, conducido por el jordano Abu Musab Al Zarqawi, a la ofensiva del gobierno llamada Operación Relámpago, según un comunicado difundido ayer por Internet.

“Las brigadas, dirigidas por el jeque de los mujaidines Abu Musab al Zarqawi, lanzaron una operación bautizada Conquista de los Mártires de Abderraham al Basri, planificada y supervisada por nuestro jeque”, dice el texto.

Por su parte, tropas iraquíes y estadounidenses arrestaron al menos a 500 personas en operativos en la periferia de Bagdad, informaron hoy voceros del Ministerio de Defensa. La gran redada se inscribe en la Operación Relámpago en la que participan 40.000 efectivos militares y policiales iraquíes.

A su vez, el gobierno iraní negó que Zarqawi permanezca refugiado en su país tras ser herido la semana pasada, según sostienen versiones, en un ataque del ejército estadounidense. “Todo es transparente en Irán y nada puede ser escondido. Se trata sólo de noticias falsas”, aseguró el vocero del Ministerio de Exteriores, Hamid Reza Asefi.

Comparación “irresponsable”

WASHINGTON (AFP).- El máximo jefe militar de Estados Unidos Richard Myers criticó el reporte de Amnistía Internacional que describe la prisión estadounidense en Guantánamo (Cuba) como un gulag o campo de concentración, tildándolo de “absolutamente irresponsable”.

En su informe anual, publicado el miércoles, la organización pro derechos humanos afirmó que la prisión de Guantánamo, donde están detenidos más de 500 sospechosos de terrorismo, es “el gulag de nuestros tiempos”, haciendo referencia a los campos soviéticos de prisioneros que hacían trabajos forzados. “Es (…) esencialmente, una instalación modelo”, sostuvo Myers sobre Guantánamo, agregando que el ejército estadounidense intentaba darle un trato lo más humano posible a los detenidos.


Comentarios


Al menos 17 muertos en atentados en Irak