Al menos seis muertos dejó un tifón que azota el noreste de Filipinas 



MANILA (AP)- El tifón Mitag se aproximaba ayer al noreste de Filipinas, donde causó inundaciones que mataron al menos a seis personas, mientras que una tormenta mortífera que azotó el país unos días antes amenazaba con volver, complicando los preparativos de emergencia.

Cinco personas se ahogaron y otra se electrocutó por las inundaciones que provocó Mitag, de acuerdo con los informes conocidos ayer.

La tempestad se ubicaba sobre el Mar de las Filipinas y se desplazaba hacia la costa oriental de Luzon, la isla principal del país, dijo el secretario de Salud, Francisco Duque.

No había detalles disponibles de inmediato sobre las muertes, salvo por la información de que ocurrieron en la provincia de Camarines del Sur, al sureste de Manila.

Los hospitales en la zona de riesgo recibieron la orden de permanecer abiertos las 24 horas para atender cualquier emergencia, dijo Duque.

Con vientos sostenidos de casi 160 kilómetros por hora, Mitag llegaría a la costa de la provincia septentrional de Isabela antes del amanecer del lunes.

El tifón avanzaba a 15 kilómetros por hora y pasaría luego sobre las zonas montañosas del norte, antes de salir el miércoles hacia el Mar del Sur de China, informó Frisco Nilo, meteorólogo del gobierno.

De los 13 tifones y tormentas intensas que han azotado Filipinas en el año, Mitag ha mostrado una de las trayectorias más erráticas.

Primero se dirigió a la poblada región de Bicol, donde fue desalojado más de un cuarto de millón de personas. Luego, el fenómeno viró hacia el norte, dijo Nilo.

En tanto, el tifón Hagibis, que dejó 13 muertos en el país la semana pasada antes de dirigirse a Vietnam, cambió su trayectoria y se dirigía de vuelta hacia el centro de Filipinas.

En Vietnam, las autoridades han movilizado a más de 200.000 personas, en la medida que el tifón Hagibis se acercaba a la costa con vientos de más de 80 kilómetros por hora. Un informe sobre los daños se dará a conocer hoy.


Comentarios


Al menos seis muertos dejó un tifón que azota el noreste de Filipinas