Alarma por riesgo de contaminación radioactiva

Operario petrolero manipuló peligrosa cápsula en Rincón. Examinaron a 35 trabajadores de la misma empresa.

#

Todo sucedió en un pozo donde trabaja la empresa de servicios Petreven. El hombre fue llevado a la clínica del sindicato.

NEUQUÉN (AN).- Por el riesgo de un contaminación radioactiva, 35 operarios de una empresa petrolera debieron ser asistidos y revisados por personal médico y de la Comisión Nacional de Energía Atómica ayer en Rincón de los Sauces.

Los controles que les hicieron anoche a los operarios arrojaron "índices de normalidad" y permitían descartar, hasta el momento, que se hubieran contaminado.

Todo comenzó el martes cuando uno de los trabajadores manipuló sin saberlo una cápsula radioactiva blindada.

Los operarios serán evaluados hasta hoy y de no registrar lesiones darán por superada la emergencia.

"No están irradiados, las dosis -de la cápsula- son mínimas. No presentan ningún tipo de lesión", informó ayer el doctor Manuel Rivera, coordinador general de emergencia sanitaria de la provincia. La emergencia ante el riesgo de contaminación se disparó el martes en un yacimiento de Rincón de los Sauces, cuando un operario de la empresa de servicios petroleros Petreven tomó accidentalmente una cápsula (también la llaman pastilla) que se usa en actividades de perforación y al advertir la leyenda de que contenía material radioactivo la tiró al piso.

El peligro de una posible contaminación dio paso a los operativos de emergencia. Inicialmente el operario fue llevado a la clínica de los petroleros en la ciudad, pero al ser notificadas del episodio las autoridades se dispuso el inmediato traslado -de ese trabajador y otros dos- al Policlínico Neuquén de esta capital.

Paralelamente se iniciaron controles al resto de los trabajadores que estaban en el pozo.

"En ningún momento estuvieron internados, porque desde el inicio no se les detectó ningún a lesión", dijo el funcionario.

A raíz de la alarma intervino personal de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) que vino de Buenos Aires.

"Se les hacen los controles hasta asegurar de que no corran riesgos", explicó Rivera quien remarcó que hasta anoche el resultado de los exámenes eran de "normalidad" y que todos se encontraban en sus domicilios.

Las actividades quedaron suspendidas de inmediato en el pozo, en el cual también había personal de la empresa Baker, según informó el secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privados, Guillermo Pereyra.

Desde Buenos Aires el dirigente señaló que técnicos de la CNEA han "intervenido el pozo para hacer los controles y determinar que no exista ningún riesgo" para los trabajadores.

Inicialmente el alarma lo lanzó la ART, que al tomar conocimiento del hecho dio participación a las autoridades sanitarias.

"Se adoptaron todas las medidas para estos casos, porque si bien los trabajadores no manifestaron problemas, se sabe que las eventuales consecuencias de estas lesiones se sienten horas después", comentó. La pastilla es blindada pero emite radiación.


Comentarios


Alarma por riesgo de contaminación radioactiva