Alemania exigió al gobierno que respete las reglas

"No se puede vivir aislado y atacando al FMI". Piden mejora de la oferta a los acreedores.



El ministro alemán de Finanzas, Hans Eichel, instó ayer a la Argentina a dar “un paso más” en su oferta por arreglar la deuda en mora y recomendó no ver al FMI como el que intenta “saquear al pueblo”, aunque admitió que la solución debe contemplar la pobreza del país.

Por segunda vez en menos de 24 horas y como presidente del Grupo de los Siete países más desarrollados, Eichel volvió a exhortar a Argentina a mejorar su oferta de reestructuración de la deuda en mora por unos 81.000 millones de dólares, al afirmar que no se debe formular una propuesta y considerarla “un paquete cerrado”.

“El país debe superar la pobreza y fomentar el crecimiento. Pero también debe haber respeto a las reglas de la comunidad internacional. Sería un desastre que Argentina se aísle. Quiero instar a que no se vea al Fondo Monetario Internacional (FMI) como alguien que quiere saquear al pueblo”, dijo en rueda de prensa.

El presidente Néstor Kirchner y otros funcionarios han criticado con dureza al FMI en los últimos actos populares y señalado que sus recetas hundieron al país en la crisis que estalló en 2001, una de cuyas derivaciones fue el 'default' de la deuda.

“Argentina debe reflexionar si no debe dar un paso más en su oferta”, indicó ministro alemán.

Consultado sobre cuáles son las razones por las cuales Argentina se rehusa a mejorar su rechazada oferta de reducir 75% la deuda en mora, si es porque no quiere o porque no puede, Eichel respondió que prefería “no comentar motivaciones”.

El ministro alemán, quien respondió preguntas junto al ministro argentino de Economía, Roberto Lavagna, en la sede de la cartera, había advertido la noche del miércoles que sería bueno que “Argentina presente condiciones menos duras a sus acreedores privados”.

Las negociaciones entre Argentina y los acreedores ni siquiera se han iniciado, pero el FMI y el G-7 han instado al país a explorar cuanto antes caminos de acuerdo.

“Mi discurso del miércoles reflejó una postura donde no actúo como negociador sino como mensajero del G-7. Quisiera instar a que no se vea al FMI como alguien que quiere saquear a un pueblo”, señaló.

Eichel admitió, ante una pregunta, que la potencialidad de pago de Argentina mejoraría si hubiese una apertura mundial en materi de comercio agrícola y dijo que en tal sentido apuntan los acuerdos entre el Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) y la Unión Europea.

“En el último año la Argentina ha experimentado un nuevo y notable impulso y quisiera decir expresamente que la política económica y muchos esfuerzos del presidente Néstor Kirchner y su gobierno reciben nuestro reconocimiento”, elogió el ministro.

Kirchner y Lavagna han propuesto a la comunidad financiera una quita de 75%, a pagar en un plazo de siete a 42 años, con tasas de interés del 0,5% al 5%, modelo que los acreedores rechazaron de plano.

Eichel dijo esperar que “la seria situación de todos los involucrados deje en claro la necesidad de no seguir escalando un enfrentamiento y aprovechar el poco tiempo que tenemos para estimular un resultado razonable y positivo, lo cual requiere flexibilidad para todas las partes”

Nota asociada: Lavagna: “Vengan a ver la realidad” La misión del FMI sigue revisando cuentas La Iglesia de Bariloche insta a no pagar  

Nota asociada: Lavagna: “Vengan a ver la realidad” La misión del FMI sigue revisando cuentas La Iglesia de Bariloche insta a no pagar  


Comentarios


Alemania exigió al gobierno que respete las reglas