Alemania prepara informe sobre supuesto secuestro de la CIA



BERLIN (DPA).- El gobierno de Alemania prepara un amplio informe sobre el secuestro del ciudadano germano-libanés Khaled el Masri por parte de agentes del servicio de inteligencia de Estados Unidos y los presuntos vuelos secretos efectuados por la CIA en Europa, señalan medios de prensa alemanes.

Según la edición dominical del "Frankfurter Allgemeine", el informe está destinado a responder a las numerosas preguntas surgidas en torno a lo que sabían los miembros del gobierno del ex canciller Gerhard Schröder sobre el secuestro del alemán de origen libanés Khaled el Masri a fines de 2003 y los supuestos vuelos de la CIA.

El caso de El Masri, quien afirma que fue secuestrado y retenido en una cárcel secreta de la CIA en Afganistán por sospecha de terrorismo, y las versiones de que la CIA transportó a presuntos terroristas en vuelos secretos sobre Europa suponen el primer desafío para el gobierno de Angela Merkel, que asumió hace menos de un mes.

 

¿Hubo colaboración germana?

El ex ministro del Interior Otto Schily y el actual ministro de Exteriores y ex secretario de estado de la cancillería, Frank-Walter Steienmeier, comparecerán ante comisiones parlamentarias para dar su versión del caso.

El gobierno alemán fue notificado del caso por el de Estados Unidos en junio de 2004, pero recién salió a la luz a principios de este año a través de la prensa. El Masri, quien fue detenido en Macedonia en diciembre de 2003, afirma que fue entregado a la CIA y trasladado a un centro de detención en Afganistán donde fue interrogado.

Cinco meses más tarde fue dejado en libertad con la explicación de que se había tratado de una confusión.

Sin embargo, el germano-libanés dijo que sus interrogadores sabían muy bien quién era él y le preguntaron sobre sus contactos en la localidad de Neu-Ulm, donde asistía a las plegarias de los viernes en una mezquita a la que también concurría Reda Seyam, considerado por Estados Unidos activista de la red terrorista Al Qaeda.

El diario "Bild" señala en base a información del servicio de inteligencia alemán que el Masri incluso ayudó a Seyam a mudarse y le consiguió piso nuevo. El gobierno de Berlín salió al cruce de una versión de prensa que responsabilizaba también a los servicios secretos alemanes por la detención de el Masri.

"La afirmación anónima de que autoridades alemanas participaron en la detención de El Masri son indignantes e irresponsables", dijo el ministro de Exteriores Steinmeier.

Sin embargo, el vicepresidente del grupo parlamentario democristiano, Wolfgang Bosbach, consideró posible que los alemanes hubieran colaborado con la CIA en el caso de El Masri.

"Espero que no sea verdad, pero temo que podría serlo. Eso sería una pesadilla", declaró Bosbach al periódico "Mitteldeutsche Zeitung".


Comentarios


Alemania prepara informe sobre supuesto secuestro de la CIA