Alerta en los países andinos por los fenómenos climáticos

Hasta los hielos perpetuos de los Andes están siendo afectados




COTA, Colombia (AP) _ Una ola de calor permite la generación espontánea de incendios en Colombia, en los Andes se derriten los hielos perpetuos, en Bolivia llueve casi el doble de lo normal y en general se detectan inesperadas anomalías climáticas que obligan a a tomar medidas drásticas para contener los estragos.

En Colombia el gobierno ordenó el cierre de 17 parques naturales y la Defensa Civil (DC) se encuentra en un estado de alerta máxima para contrarrestar una miríada de incendios que han arrasado más de 3.000 hectáreas de bosques y pastizales, estimó el coronel Eugenio Alarcón, jefe de prevención de desastres de la DC.

En las últimas semanas, alrededor de Bogotá se registró una decena de conflagraciones que ha obligado a utilizar tres helicópteros para rociar agua y evitar que las llamas lleguen a barrios poblados.

Las altas temperaturas durante el día, que llegan a los 30 grados centígrados y que propician el surgimiento de las llamas, contrastan con el frío extremo de las noches -hasta 8 grados bajo cero- que también ha destruido cultivos, por lo que el gobierno ofreció absorber las pérdidas con la condición de que no ocurran despidos de trabajadores, informó la Presidencia.

Bolivia también registró torrenciales aguaceros y records históricos en las temperaturas máximas como efectos del fenómeno de El Niño.

"A las variables de precipitación pluvial, las anomalías superan los volúmenes normales en

un 70 por ciento en el territorio nacional entre diciembre y enero'', indicó a AP el director del servicio nacional de meteorología, Hubert Gallardo. Destacó que hace dos semanas se batieron los récords históricos de temperaturas máximas que estaban vigentes desde 1998.

También en Ecuador el servicio meteorológico reportó en estas semanas "temperaturas extraordinariamente altas en una época del año en que generalmente prevalecen las lluvias".

En Perú descartaron una "intensidad extrema" de El Niño, sin embargo, las inundaciones causadas por intensas lluvias en el norte dejaron 11 muertos e igual número de desaparecidos y casi 7.000 afectados, según un informe del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) que consideró esas precipitaciones "normales".

Pero quizás, la más inexorable señal de que el clima está cambiando se aprecia en la nieve perpetua de la cordillera de los Andes.

En Colombia, las cumbres nevadas se derriten desde hace tres años a un ritmo de 25 metros anuales 10 metros más rápido que hace un lustro, en los majestuosos colosos nevados de Ecuador ahora es fácil observar que la capa blanca disminuye y en Bolivia el otrora visitado glaciar de Chacaltaya tiende a desaparecer.


Comentarios


Alerta en los países andinos por los fenómenos climáticos