“Alerta máxima” en los campos de secano

Se prevé que se cumpla el ciclo biológico y se reiteren los incendios de campos similares a lo ocurrido en la temporada 2000-2002.





INFORME ESPECIAL | INCENDIOS FORESTALES

RÍO COLORADO (ARC) La gran cantidad de lluvia caída durante el año benefició a la producción ganadera, pero ahora genera preocupación en las autoridades de Defensa Civil de Río Negro y en los Bomberos de Viedma, Valle Medio, Guardia Mitre y Río Colorado, por los probables incendios de campos en la próxima temporada estival.

En el cuartel Río Colorado trabajan para optimizar las añejas herramientas que necesitan reparación para dejarlas a punto, como las palas, las mochilas para agua, las garrafas de gas con sopletes para crear contrafuegos, los elementos de seguridad, las vestimentas de los bomberos y la única camioneta preparada para ingresar a la zona de campo.

Los expertos definen a esta temporada como de “alerta máxima” por los posibles incendios de campos y los meses más críticos por las condiciones climatologías adecuadas para los siniestros serán enero y febrero.

Se prevé que se cumpla el ciclo biológico y se reiteren los incendios de campos similares a lo ocurrido en la temporada 2000-2002, que ocasionaron graves pérdidas materiales y de animales en toda la región norte y atlántica de Río Negro.

El departamento de Pichi Mahuida cuenta con la mayor superficie de población rural y necesita urgente la construcción y de la reparación de todas las picadas contrafuego que sirven de ayuda para el combate contra las llamas. Hoy, los pastizales cubrieron los senderos de diez metros de ancho que tienen que estar desmalezados y totalmente arados.

“Los elementos que tenemos son bastantes viejos, desde hace un tiempo al ver que podríamos tener una temporada con muchos incendios en los campos estamos mejorando todos los equipamientos”, señaló el responsable de bomberos voluntarios de Río Colorado, oficial Pedro Leal. Agregó que “lo único que nos puede salvar de los fuegos es que cada dos o tres días llueva un poco y de esa forma los campos se pueden mantener húmedos y reducir los riesgos”.

A raíz de la inminente llegada de la temporada los distintos estudios demuestran que el ciclo vuelve a reiterarse con el riesgo muy alto y en algunos momentos ha llegado a ser extremo.

El director de Defensa Civil de Río Negro, Adrián Iribarren, señaló que “hay una inquietud generalizada con el tema de incendios de pastizales en la zona, ya que hemos tenido un invierno de mucha lluvia y se ve en las banquinas y en los campos un abundante volumen de pasto. Esto hace un verano muy propenso a los incendios de pastizales en toda la provincia”.

Finalmente el funcionario sostuvo que “queremos alertar a la población de que vamos a tener un verano de mucho pastizal y con calor. Un alto porcentaje de incendios son causados por las personas y por causas naturales, así que solicitamos la máxima precaución”.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
“Alerta máxima” en los campos de secano