Alerta máxima por riesgo de incendios forestales

La temporada estival y las altas temperaturas registradas en los últimos días tuvieron sus consecuencias en la región cordillerana. En Bariloche hubo focos de incendio y existe alerta máxima en relación con los riesgos. Algunas localidades ya tomaron





BARILOCHE-EL BOLSÓN (AB/AEB) La temporada estival ya trajo consigo los típicos focos de incendio que se generan con las altas temperaturas, aunque las distintas localidades de la cordillera ya se preparan para prevenir catástrofes mayores. Los fuertes vientos y la incidencia del sol encendieron el alerta máxima en materia de incendios forestales para la zona andina que ya tuvo los primeros focos de la temporada estival.

El incendio de mayores dimensiones fue iniciado por el paso del tren, unos 12 kilómetros al este de la ciudad, y alcanzó cuatro hectáreas de vegetación achaparrado y escasos árboles

Para controlarlo fue necesaria la intervención del avión hidrante afectado Plan Nacional de Manejo de Fuegos, varias brigadas del SPLIF y los bomberos voluntarios Dina Huapi y personal de la estancia El Cóndor. Otra zona que se vio fuertemente afectada por focos ígneos de menor magnitud fue la periferia sur y la zona este de la ciudad, y todos los casos se trató de fuegos originados por acción humana, por descuido o intencionalidad.

Los barrios afectados fueron San Francisco III, Las Victorias, Lera, Covibar Omega, El Frutillar y la ladera sur del cerro Otto, una amplia zona de interfase donde el fuego no llegó a poner en riesgo viviendas ni bienes personales.

Las dos últimas jornadas marcaron el inicio de una temporada estival con alto riesgo de incendios que, a diferencia de otros años, cuenta con brigadas adecuadamente provistas y coordinadas.

Por su parte, El Bolsón ya está trabajando para evitar los típicos incendios estivales que se registran todos los años en la región. De hecho, el Servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales (SPLIF) de esa localidad comenzará mañana lunes un relevamiento de necesidades del área denominada Villa Turismo, ubicada en el faldeo del cerro Piltriquitrón. El sector, uno de los que presenta riesgos potenciales en caso de desatarse incendios, ya soportó siniestros que afortunadamente fueron controlados a tiempo.

Miembros del SPLIF recorrerán el sector constatando la existencia de reservorios de agua, para utilizar en caso de ser necesarios ante un incendio. El área ubicada en la zona este de la localidad se caracteriza por la presencia de sectores boscosos y viviendas que pueden verse afectadas por incendios de interfase.

Domingo Sales, jefe operativo del cuerpo de combatientes forestales informó además que incorporarán cámaras de última generación que servirán para detectar columnas de humo o focos de incendios a distancia. Estarán instaladas en sectores altos de la región y serán monitoreadas desde las oficinas céntricas de la entidad.

Esta incorporación tecnológica, sumada a la reciente creación de cuerpos de combatientes en zonas rurales sensibles como El Foyel y El Manso, permitirán mantener permanentes controles para desplegar un rápido «ataque inicial» en cualquier punto de la región.

Sales destacó los avances que ha tenido el control de incendios a través de los años, indicando que se incrementó el número de focos, pero se redujo la cantidad de hectáreas afectadas por las llamas.

El SPLIF cuenta para su tarea con el apoyo de las brigadas del Plan Nacional de Manejo del Fuego, los medios aéreos, y la presencia de otros brigadistas de la región, con quienes trabaja en conjunto.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Alerta máxima por riesgo de incendios forestales