Alfonsín, por libertad de acción de las UCR locales

Advirtió que la relación con Elisa Carrió no está quebrada.





El encuentro entre el intendente y el diputado incluyó a gran parte de la dirigencia del partido, por lo que aún más resaltó la ausencia de Horacio Quiroga.

NEUQUÉN (AN).- Un fuerte espaldarazo recibió el intendente de Neuquén y candidato a gobernador por la UCR, Martín Farizano, de parte del diputado nacional Ricardo Alfonsín, para quien el ritmo de las alianzas locales de cara al 2011 debe estar atado a los intereses de cada distrito, más que a los enfrentamientos que a nivel nacional dividen al país entre kirchneristas y opositores. Farizano, que sabría de antemano del pensamiento del líder nacional y, según la encuesta publicada por “Río Negro” recientemente, el político de mejor imagen en la región entre los que aspiran a la presidencia, tendrá ahora más cartas en la mano para negociar espacios con el kirchnerismo local. También para, como recomendó a través de los micrófonos el hijo del ex presidente, “resolver con el diálogo” si “hubiera alguna discrepancia en relación con la política aplicada desde el comité nacional”. El encuentro entre el intendente y el diputado nacional incluyó a gran parte de la dirigencia provincial del partido, por lo que aún más resaltó la ausencia de Horacio Quiroga, quien horas antes deslizó que podría presentarse para volver a ocupar el sillón en la municipalidad capitalina. Entre los presentes estuvo Fernando Chironi, referente del radicalismo orgánico en Río Negro. La visita de Alfonsín fue en el marco de una gira provincial que culminó en Zapala y que incluyó un homenaje a su padre, Raúl, cuyo nombre designará en adelante a la terminal de ómnibus. Primero intentó evitar posicionarse respecto de las intenciones de Farizano de convocar a “K y no K” para enfrentar al MPN en 2011, como dijo el intendente apenas triunfó en la interna radical, pero luego fue contundente al afirmar que “las cuestiones provinciales deben resolverse en las provincias”, para luego resolver con “el diálogo” las discrepancias. “Pero acá estamos hablando de una cuestión provincial, así que reitero: lo mejor para la provincia lo deben resolver los dirigentes de acá”, detalló el dirigente, en función de que “lo primero es el interés general” y que “en función de eso hay que definir las estrategias”. “No puedo opinar acerca de lo que deben decidir los radicales en función de lo que sea mejor para los intereses generales de la provincia”, argumentó. Del plano nacional, ratificó la vigencia del Acuerdo Cívico y que “un grupo de amigos considera que tenemos que salir a representar al partido” para presentar, desde ese espacio, una fórmula para el 2011. “El Acuerdo Cívico, que tiene algunos problemas con alguna de sus miembros, garantiza un programa común, posiciones claras y un mecanismo de selección de candidatos muy democrático”, dijo.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Alfonsín, por libertad de acción de las UCR locales