Algo más que karate

Llegó a casi todas las salas de la región la segunda parte de la saga “Kung Fu Panda”. Esta vez el ositoPo no sólo deberá mostrar su destreza en las artes marciales sino que también descubrirá su pasado y sus orígenes.



#

Después de tantos anuncios en Cannes con Angelina Jolie como embajadora, el pequeño osito karateca está de vuelta.

Efectivamente, esa mezcla de Winnie the Pooh y Jackie Chan regresó a los cines de la región con el estreno de “Kung Fu Panda 2”. Y será mejor acostumbrarse a la idea de que este adorable oso panzón, el torpe antihéroe, estará por largo rato entre nosotros: los estudios Dreamworks, responsables del filme, evalúan la posibilidad de que sean cuatro en total las secuelas del filme. Vale recordar que Dreamworks tuvo éxito con “Shrek” pero en cambio sufrió bastante con la olvidable “Madagascar”.

Este regreso tiene algo de enseñanza extra. El consejo de Angelina Jolie (que nuevamente le da la voz a la Tigresa) hizo posible que “Kung Fu Panda 2” no sólo sea un entretenimiento sino que plantee con inteligencia un tema complejo como el de la adopción.

Con la excepción de Pixar, las secuelas de las películas para chicos suelen repetir lo que ya estuvo planteado en la original pero aquí, por suerte, hay algo más detrás de las coloridas y divertidas secuencias.

Con Jennifer Yuh en la dirección, la segunda entrega de la historia del oso panda ofrece una serie de efectos especiales resaltados por el 3D y bien utilizados pero, además, consigue tratar con delicadeza, cariño y profundidad el tema de la adopción. Si en la primera parte Po (el panda a quien Jack Black le pone la voz) quería convertirse en un maestro del kung-fu, aquí, a pesar de la aparición de un nuevo malo (al que le presta la voz Gary Oldman), el tema central es la relación entre el panda y el ganso, a quien descubre como su padre adoptivo.

La búsqueda de la identidad, el aprendizaje de la paciencia y el destino son las metas de Po en esta secuela.

Efectivamente, un nuevo enemigo amenaza con conquistar China y destruir el kung-fu con un arma secreta. Y Po deberá viajar junto a los Cinco Furiosos y hurgar en su pasado para descubrir su origen.

Para eso contará otra vez con la ayuda de todos los expertos en karate: su maestro Shifu (esa versión diminuta del señor Miyagi) y sus compañeros Tigresa, Grulla, Mantis, Víbora y Mono.

Para la directora del filme la clave de la historia esta vez es que Po deberá enfrentarse a la verdad de su origen y entender que es adoptado.

Y para eso Angelina Jolie colaboró en el tratamiento del asunto. “Ella tiene mucha experiencia por sus propios hijos y nos ayudó a abordar ese tema. Creo que lo hicimos con respeto”, señaló la directora.

Además, si alguien sabe sobre temas de películas orientales es la directora. “Esta película sigue la tradición de los filmes de artes marciales, donde frecuentemente se presentan interrogantes sobre el pasado del héroe y hay nuevos personajes que cuestionan su autoridad”, señaló en las notas de prensa.

Pero, además, en esta entrega habrá nuevos personajes: Lord Shen, un pavo real que encarna toda la maldad junta y que es quien planea destruir el kung-fu; la hechicera, una cabra con tanta sabiduría como cornamenta, y los gorilas, que serán la temible guardia de Shen junto a Jefe Lobo.

En la vereda de los buenos se presentan nuevos maestros del kung-fu: Croc, un cocodrilo, y Storming Ox, un buey de sutiles pasos de arte marcial.

Los nombres célebres tras las voces de los personajes son los mismos: Angelina Jolie, Jack Black, Dustin Hoffman y Gary Oldman, que estuvieron en el festival de Cannes presentando el filme. Pero lo cierto es que las voces famosas sólo se apreciarán en una única versión subtitulada que se proyecta en los Village Cines de Neuquén. Al resto de los lugares llega en castellano.

Para aterrizar en el país “Kung Fu Panda 2”, o más bien los estudios Dreamworks, han hecho una gran apuesta.

En el 2008, “Kung Fu Panda” recaudó más de 631 millones de dólares en el mundo. Y con ese antecedente en su haber han decidido estrenarla ahora con un récord de 265 copias, como para patear el tablero y convertirse en éxito.


Comentarios


Algo más que karate