Algunas chacras perdieron el 90% con la última helada

En Valle Medio aseguran que agudizará la crisis.



Las heladas registradas durante el fin de semana pasado podrían ser las más intensas que se hayan producido en los últimos años y posiblemente las de mayor duración, según las conclusiones a las que llegaron los chacareros del Valle Medio y Río Colorado.

Temperaturas de hasta siete grados bajo cero y de unas 8-10 horas de duración, malograron buena parte de la cosecha de esta temporada. Las consecuencias económicas que dejaría el fenómeno climático serían peores que las del año que pasó.

Ayer, cuando los chacareros tuvieron una idea más clara de lo ocurrido, concluyeron que en los predios afectados se pudo haber perdido entre el 80 y el 90 por ciento de la producción y que ese drama alcanzó a un número importante de productores que sólo hicieron defensa pasiva porque no estaban en condiciones de aplicar otro método.

Las especies afectadas fueron manzanas, peras, uvas, duraznos y otras frutas de carozo.

Si bien en principio se pensó que el fenómeno no había alcanzado al Alto Valle, ayer se supo que desde Allen hasta Villa Regina hubo varias chacras que sufrieron el rigor de la helada del sábado a la noche y donde la víctima principal fue la uva. Las estimaciones primarias indican que se podría haber perdido un 20 por ciento de la producción de la especie en la zona de Roca a Allen.

En cuanto al impacto que causó la helada en la zona de Valle Medio, se estiman que las consecuencias podrían ser peores que las del año pasado.

La crítica situación que atravesará el sector productivo por este fenómeno climático se sumará a la baja en la producción del tomate, otra de las actividades principales de la región, y a la afectación de las plantaciones nuevas, con las que se impulsaba una reconversión en la comarca.

En este sentido se señaló que se vio afectada una importante cantidad de hectáreas de viñedos y nogales y otras especies de frutales nuevos en la región. Para el caso de las nueces, no hay precisiones sobre la extensión cultivada.

Otra consecuencia paralela será en la apicultura porque al no haber flores, muchas de las abejas han comenzado a morir.

La mayoría de los productores y sus representantes en la Cámara que los nuclea en el Valle Medio coinciden en resaltar que: "las pérdidas provocadas por las heladas se agravaron ante la falta de medios para encarar métodos de defensa, y se sentirá además en toda la cadena de comercialización de la región".

Este año, las esperanzas de lograr una cosecha completa (no sucede desde tres temporadas) quedaron en la nada.

Se estima que gran parte de la producción de peras y manzanas de los pequeños y medianos productores fue afectada por el frío. Y lo que se pueda salvar tendrá deficiencias en el crecimiento o marcas, que impedirán su comercialización.

Las heladas suman una nueva problemática para el sector, que luego de los tractorazos realizados en junio pasado, habían logrado un alivio al obtener asistencia crediticia desde los gobiernos nacional y provincial. Ahora vuelve a reinar la incertidumbre.

Lo que pasó en Allen y Roca

ALLEN y ROCA .- Una helada tenue, que rondó los 2 grados bajo cero, afectó una porción de la franja productiva de la zona de Guerrico. La baja temperatura provocó un daño de alrededor de un 20 por ciento de unas 10 hectáreas plantadas con durazno.

El mismo fenómeno, con daños variables se repitió en un área que va desde Allen hasta Regina, aunque en todos los casos las pérdidas fueron menores. Para predios de pocas hectáreas los daños fueron significativos, pero en función de la totalidad de la producción regional no fue importante.

Según los chacareros consultados, sufrieron el frío las peras, uvas, duraznos y manzanas, que fueron afectados según el estado de desarrollo.

Néstor García, productor de Allen, aseguró que el fenómeno climático no produjo daños económicos de importancia.

García explicó que la helada comenzó el sábado a la noche. Según los registros el termómetro marcó -1,2 bajo cero, pero aclaró que muy probablemente hubo un pico entre las 4 y las 5 que hizo descender aún más la temperatura.

Precisó que de su chacra, de unas 70 hectáreas, solo sufrieron daños menores los duraznos. Afirmó que hasta ayer no tenía noticias de otros productores de la zona que hubieran sufrido daños similares.

El presidente de la Cámara de Productores de Roca, Osvaldo Calvo, indicó que recibieron información aislada sobre daños en algunas chacras.


Comentarios


Algunas chacras perdieron el 90% con la última helada