Allanamiento negativo en un inquilinato de Cipolletti

Buscaban el arma homicida y ropas manchadas con sangre. Hubo un demorado, que fue liberado a las pocas horas.

CIPOLLETTI (AC).- Un importante procedimiento se realizó ayer en un inquilinato cercano a la vivienda de Orlando "El Clavo" Sandoval. La policía secuestró una bicicleta desarmada, una bala y ropa, entre otros elementos. Hasta un detector de metales y los canes de la División Perros de Neuquén se utilizaron en este operativo, donde un hombre de 32 años fue demorado.

El allanamiento comenzó a las 10.05 en Perito Moreno 155, un sitio que según comentaron en el barrio "es un aguantadero".

"Si fuera así, los vecinos se quejarían todos los días. Simplemente somos gente humilde que vive en un barrio paquete. Pero acá nadie molesta a nadie", retrucaron quienes alquilan allí.

En esa misma propiedad la policía demoró apenas ocurrido el trágico hecho a Germán Rodríguez, uno de los inquilinos.

Ayer la requisa se hizo en todas las habitaciones y en el patio. Hasta la tapa de las cloacas levantaron para ver si hallaban lo que buscaban.

"La orden decía que venían a buscar armas y ropa, entre otros elementos", contó Liliana Retamal, una de las personas que vive en el lugar. La mujer tenía muy bien registrados todos los horarios en los que la policía actuó en la propiedad, desde el jueves hasta ayer.

Dijo que a Germán Rodríguez se lo llevaron a las 0.15 del viernes, "por averiguación de antecedentes", que a las 0.45 se presentó el juez Juan Torres y que revisaron ropa que Rodríguez había dejado en remojo. El viernes a las 13 lo liberaron. Ayer fueron a las 10.05.

"Buscaban a una persona baja de estatura y morocha. Todo lo contrario a lo que soy yo", aseguró Rodríguez ayer. Dijo que no conoce a "El Clavo" ni a David Sandoval.

"Fuimos a revisar algunas cosas que se vinculan con la causa", informó el juez. En la propiedad hay cinco viviendas. En una viven Antonio García con su mujer María Laura Calderón y sus cuatro hijos, en otra Germán Rodríguez, Santo Valdebenito y Liliana Retamal; en la tercera, el dueño, Abel Barrera; en la cuarta Juan Barrera, el hijo del propietario; y en la quinta Sixto Barrera, hermano de Abel.

En algunos casos se trata sólo de piezas.

García, que es cuñado de la líder de la Coordinadora de Desocupados Lilia Calderón, fue demorado ayer "por averiguación de antecedentes".

Cerca del mediodía las perros que el viernes llegaron hasta la vivienda de "El Clavo" Sandoval, fueron llevados a este inquilinato. Las perras Amancay, Aylén y Ayelén, de la División Montada, Rural y Canes de Neuquén (que fueron utilizadas en el caso Zarza) olfatearon una bolsa que contenía hisopos con ácido acético para tratar de seguir el rastro en el sector.

Los vecinos comentaron que como la parte trasera de la propiedad apenas tiene un alambrado que da a la calle O"Higgins, el asesino "pudo haber pasado por allí". Incluso los perros recorrieron el lugar el viernes. Pero Torres dijo que "es otra la circunstancia por la que se llega" a ese lugar.

"Vamos a tener que tomar alguna medida porque esto no puede quedar así. Nosotros quedamos totalmente shockeados", dijeron los inquilinos.

Aseguraron que "nunca" van personas extrañas a la propiedad y que no conocen a "El Clavo ni a David Sandoval.

Los inquilinos afirmaron que todos estuvieron el jueves por la noche, inclusive García, el hombre que fue demorado ayer. "Creo que están en el lugar equivocado", mencionó uno de ellos.

"Acá vinieron, dieron vuelta todo, pero no se llevaron absolutamente nada", afirmó Valdebenito. Sin embargo se supo que la policía secuestró partes de una bicicleta, una bala, ropa y trozos de un cable negro.

La vivienda de "El Clavo" Sandoval está ubicada a unos 700 metros del lugar del allanamiento. La noche del crimen, llamó la atención de algunos vecinos que "las luces estaban apagadas" en esta propiedad.

La fiscal volvió al laboratorio

CIPOLLETTI (AC).- Diversos tipos de documentación relacionada con la matanza de Cipolletti fue analizada ayer.

Un nuevo relevamiento realizaron funcionarios judiciales en el laboratorio de 25 de Mayo y Roca, donde el jueves de la semana pasada se produjo la agresión fatal contra tres mujeres, con una cuarta que sobrevivió.

La fiscal Alejandra Berenguer acompañada de otros tres investigadores estuvo desde las 18.30 hasta casi las 20.30.

Cuando se retiró y consultada por la prensa, Berenguer dijo de manera muy escueta, que había analizado documentación. Sin embargo, el trámite realizado por la fiscal -que fuentes cercanas a los pesquisas calificaron de importante- tendría alguna relación con los posibles dichos de una testigo calificada, en el sentido de que desde una ventana habría percibido que un sujeto -presuntamente el asesino- estaba revisando o revolviendo armarios y ficheros.

El sospechoso no habría sido aceptado en varios "aguantaderos"

ROCA (AR).- La búsqueda de David Sandoval, el sospechoso de haber asesinado a las tres mujeres cipoleñas, continuó durante la madrugada de ayer en Roca.

Una gran cantidad de efectivos recorrieron los barrios Nuevo y Noroeste de Roca, aunque no hicieron allanamientos. Los operativos fueron discretos, ya que los investigadores creen que el psicópata se encuentra aún en Roca, y no descartaban la posibilidad que durante la madrugada buscara refugio en algún "aguantadero" de la zona.

Sin embargo, la situación de Sandoval no sería buena ni entre la misma gente del ambiente. Fueron varios los no quisieron esconderlo en su vivienda hasta que los controles pierdan fuerza, ya que consideran que la gravedad del hecho que habría protagonizado es tal, que los arrastraría en la causa.

Además, Sandoval no tendría dinero por lo que tampoco puede "arreglar" para que alguien lo saque de la zona caliente del Alto Valle.

Al menos en dos lugares le habrían negado refugio, por lo que en el sitio donde se encontraría, no sería tan seguro como esperaba en su momento el prófugo.

El auto con que fue trasladado a Roca no fue hallado. Sí su conductor detenido. De todos modos, se especula que llegaron por alguna de las rutas -la 22 o la "chica"-, ya que los controles no eran tan importantes. Especialmente durante la madrugada.

Otra posibilidad que se barajaba es que hayan viajado por alguna de las picadas de la zona de bardas. Sin embargo, esta hipótesis está descartada.

La noche del jueves y la jornada del viernes, estuvo signada por la lluvia y la niebla durante la noche.

De haber transitado algún vehículo por los arcillosos caminos de la zona norte, al menos las huellas se hubieran encontrado.

De todos modos, el intento habría sido más que riesgoso. En primer lugar por la posibilidad de quedarse encajados. Además, el conductor tiene que ser muy conocedor de la amplia zona de bardas, ya que los caminos son demasiados y no todos conducen a las localidades.

Tampoco podrían haber utilizado los caminos más cercanos al canal principal de riego, ya que en ese caso las luces del vehículo podrían haber sido divisadas desde alguna chacra o localidad.

Descartaron de plano que hayan circulado con la luz de la luna, ya que al estar nublado, la noche no lo permitía.


Comentarios


Allanamiento negativo en un inquilinato de Cipolletti